Unos apuntes sobre Ence


La decisión de nuestro «bienamado» gobierno local sobre la posibilidad de recurrir ante el Tribunal Supremo el fallo dictado por la Audiencia Provincial que desestima el recurso sobre la concesión de Ence nos obliga a escribir los siguientes comentarios:

Damos por hecho que el dinero público pertenece al sector público, por lo cual lo gastarán como su moral pública les dé a entender. Les cae del cielo, sin querer saber que por encima de sus cabezas y sus puestos lo que realmente caen son nuestros tributos y nuestros ahorros. Y, puestos a concretar, el recurso tal sobre la concesión de Ence nos convertirá en «pecheros», término que, señores míos, utilizó Cervantes para denominar a los que pagaban el «pecho», que no es otra cosa que un tributo.

Pero lo pagaremos, no queda otra. William Borah dijo: «Lo más maravilloso de la historia es la paciencia con que hombres y mujeres se someten a las cargas innecesarias con que sus gobiernos los abruman». Como innecesaria es la carga, el ridículo gasto en el que nos quieren inmiscuir con el ridículo recurso.

Estos son los últimos datos, señores: Ence, cumpliendo su nuevo Plan Estratégico 2019-2013, ha reducido un 40% los minutos diarios de emisiones olorosas respecto al pasado año. Ha producido 3.000 toneladas más de producto final, reduciendo un 4% su consumo de agua, y, además, ha generado, en 2018, un total de 238.981 MWh de energía renovable, procedentes del aprovechamiento de la biomasa del proceso de producción de celulosa, así como de la lignina que se extrae en dicho proceso.

Pero, mientras tanto, el sueño de lo que fue alcanzable en su día, se va alejando. Le negamos a nuestra comarca un desarrollo industrial ¿a cambio de qué? Sobre nuestras cabezas voló la posibilidad de convertir a Pontevedra en un núcleo industrial y, ni mucho menos, incompatible con las otras riquezas que ya tenemos. Sólo dos ejemplos: «La producción de energía renovable de Ence en Huelva en 2018 supuso un ahorro de 42.200 toneladas de petróleo». «Ence Navia, la mayor fábrica de celulosa de eucalipto en Europa, batió en 2018 su récord de producción».

Y aquí estamos y así somos. Pero no nos conformamos; y avisamos: «Con demasiada frecuencia se disfruta de la comodidad de la opinión… sin la incomodidad del pensamiento». Reflexionen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Unos apuntes sobre Ence