Palabra de candidato... ante notario

Rafa Domínguez firma en una notaría su «compromiso con el rural», doce puntos que promete ejecutar si es alcalde


Pontevedra / La voz

Últimamente se ha puesto de moda llamar «contratos» a los programas electorales, aunque hay algo que se mantiene invariable con el paso de los años: en la memoria colectiva siempre pesan mucho más los incumplimientos que las promesas cumplidas, por muy trascendentes que estas sean.

Ayer, el candidato del PP a la alcaldía de Pontevedra, Rafa Domínguez, elevó un poco más el listón del compromiso de un candidato con sus posibles electores. No es que haya comprometido su palabra, sino que acudió a un notario de la ciudad para que este diera fe de su «compromiso con el rural». Un documento de doce puntos en los que Domínguez desgrana las medidas que pretende acometer en las parroquias a lo largo de los próximos cuatro años, siempre y cuando los pontevedreses le den su confianza para arrebatar la alcaldía a Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), el próximo 26 de mayo.

Llevar saneamiento y abastecimiento «a todas» las viviendas del rural, prestar apoyo económico desde el Concello para recuperar fiestas populares, impulsar un «plan de desbroce continuo», crear una red de transporte público entre las parroquias y el centro o aprobar un nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal, son algunas de esas doce medidas que el candidato comprometió ante notario.

Otras medidas que incluye Domínguez en su compromiso con el rural son duplicar los puntos de luz, crear más espacios peatonales y mejorar la seguridad vial «no solo con lombos», acometer un amplio programa de «asfaltado y bacheado», bajar impuestos, ampliar el servicio de recogida de basura e impulsar la recogida selectiva, un plan de «adecentamiento y puesta en valor» de elementos patrimoniales como cruceros, lavaderos y muros, o extender un red de fibra óptica por las parroquias para lo que prevé sumarse a convenios «autonómicos, estatales o europeos».

Impacto económico sin calcular

Domínguez, que no pudo cuantificar el montante económico necesario para llevar a cabo su promesa electoral, fue preguntado sobre qué consecuencias acarrearía incumplir lo firmado ante notario: «Desconozco que consecuencias legales tendría, pero me sentiría muy defraudado conmigo mismo -respondió-. Esta firma ante notario tiene la garantía de mi palabra».

También se le preguntó por el carácter populista de la iniciativa, y replicó afirmado que «la política son gestos y acudir a un notario es la manera de escenificar mi compromiso con las parroquias». ¿Y llevará ante notario otras promesas electorales antes del mes de mayo? El candidato lo descarta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Palabra de candidato... ante notario