El Teucro vuelve al trabajo apoyado en cuatro jugadores juveniles

Luis Montes reconoce que hay varios frentes abiertos para traer otro jugador, pero son «difíciles de cristalizar»


Pontevedra / La Voz

El Teucro regresó ayer a los entrenamientos con margen todavía para ponerse en forma antes de que el 2 de febrero eche a andar de nuevo Asobal. Luis Montes citó a las siete de la tarde a los jugadores azules, pero ha tenido que recurrir a cuatro juveniles para poder completar las sesiones. Remeseiro, Diego Prado, Sergio Lorenzo y Yago Rodríguez estarán estos días con el equipo de Asobal.

Tras la marcha de Dani Hernández y de Natán Suárez la plantilla se ha quedado con once jugadores, a la que se suma la reciente incorporación de Vicente Poveda. El alicantino dio ayer sus primeros toques con el equipo azul en el Municipal. A esta ya mermada plantilla, Luis Montes suma las ausencias de Guillermo Fisher y Andrés Moyano, que están con al selección argentina preparando el Mundial. Y no son las únicas bajas del equipo. El Teucro está sin Juan Quintas y Facundo Cangiani desde el partido contra el Frigoríficos Morrazo y sin Iván Fernández desde mucho antes. Ya no pudo jugar ante el Alcobendas.

El técnico azul esperaba a la sesión de la tarde para ver cómo se encontraba la plantilla. «Parece que la gente con problemas de lesiones está mejor, pero hay que ver como los ve el preparador», señala Montes, que sube a cuatro del juvenil, además de los ya habituales Sergio Pérez, Domingo y Samu Pereiro. A pesar de contar con jugadores de las categorías inferiores e intentar recuperar a los lesionados, el club sigue trabajando en la incorporación de un nuevo jugador de primera línea. La llegada de Vicente Poveda esperan que no sea la única, pero el mercado está demasiado complejo.

No dejan jugadores libres

En Asobal son pocos los equipos que están dispuestos a soltar a algún jugador. En algunos casos porque no van a alimentar a los rivales y en otro, porque le son útiles para la competición. «Tenemos bastantes frentes abiertos, pero son difíciles de cristalizar, no descartamos traer a alguien. Buscamos un perfil concreto, pero en invierno ya tenemos que adaptarnos a lo que encontremos», señala Montes.

No está el mercado para exquisiteces y si tienen que sobrevivir con la actual plantilla trabajarán para intentar salvar la categoría. La polivalencia de Poveda le permite moverse por hasta cuatro puestos en posición de defensa y el técnico azul espera que con su llegada «se puedan reducir los cambios ataque defensa», un sistema demasiado utilizado este año en las filas teucristas.

Ayer regresaron a los entrenamientos, pero no será hasta el próximo 2 de febrero cuando tengan su primera prueba de fuego en casa del Sinfín. Antes de llegar ahí, el 26 de enero está previsto un amistoso contra el Ademar en Lugo. Desde el club aseguran que habrá otro más en este período, pero está pendiente de confirmar rival y fecha.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Teucro vuelve al trabajo apoyado en cuatro jugadores juveniles