La nueva tasa para empresas de telefonía móvil reportará hasta 176.000 euros al año

Las compañías que prestan este servicio ocupan unos 50.000 metros cuadrados de espacio público en Pontevedra


Pontevedra / La voz

El Concello de Pontevedra impondrá finalmente una tasa a las empresas de telefonía móvil con implantación en el municipio por la «utilización privativa e aproveitamentos especiais no solo, subsolo e vo da vía pública». Es decir, por el espacio público que ocupan estas empresas para prestar el servicio mediante la instalación de «antenas fixas, microceldas, redes ou instalacións que materialmente ocupen dominio público municipal».

El gobierno local aprobó ayer la ordenanza fiscal que regulará esta nueva tasa, y el portavoz municipal, Raimundo González Carballo (BNG), explicó que la previsión de los servicios económicos del Concello es que este nuevo gravamen reporte an torno a 176.000 euros anuales a las arcas municipales. La estimación se hace en base a que se calcula que las dos principales compañías de telefonía móvil -Movistar y R- ocupan en la actualidad en torno a 50.000 metros cuadrados de espacio público en el municipio. Estas dos compañías reportarán consecuentemente la mayoría de los ingresos por la nueva tasa. Hay que subrayar que el texto aprobado ayer contempla bonificaciones de hasta el 70 % para aquellas compañías que gestionen menos de 5.500 líneas en el municipio.

Esta nueva ordenanza fiscal es en realidad el segundo intento del Concello de Pontevedra para regular la actividad. En el año 2009 ya se trató de cobrar un canon a las compañías de telefonía móvil por las antenas, las redes subterráneas y las redes de cable aéreo desplegadas en el municipio. Al igual que hicieron entonces otros ayuntamientos de toda España, se aprobó una normativa municipal que acabó siendo objeto de un recurso contencioso-administrativo interpuesto por las propias empresas de servicios de telefonía. Los tribunales aceptaron el recurso y anularon parcialmente aquellas normativas la normativa municipales, por lo que en el caso de Pontevedra nunca se llegó a cobrar tasa alguna.

Inspiración en Vigo y Madrid

Ya en este mismo mandato, el grupo municipal socialista llamó la atención sobre la existencia de una sentencia del Tribunal Supremo que daba la razón a una tasa aplicada por el Ayuntamiento de Madrid. El PSOE llevó al pleno una moción instando a elaborar una ordenanza que adaptara el texto aprobado en Madrid al caso pontevedrés, y todos los grupos se mostraron de acuerdo con la propuestas.

Según relató ayer González Carballo, a la hora de elaborar el texto definitivo, finalmente se tuvieron como referencia dos ordenanzas municipales: la madrileña a la que hacía mención el PSOE y otra aprobada en Vigo. Ninguna de las dos ha sido objeto de reprimendas judiciales, por lo que el gobierno local de Pontevedra confía en que tampoco lo sea la que se aprobó ayer en la junta de gobierno local y que ahora tendrá que someterse al trámite del pleno y del posterior proceso de exposición pública.

Solo una vez que se solvente este y se resuelvan las alegaciones, si las hay, entraría en vigor la nueva tasa municipal.

Solo se gravan las antenas en suelo público, no en edificios

El paisaje urbano de Pontevedra, como el de casi cualquier villa, está plagado de antenas de telefonía móvil, pero en su mayor parte estas sitúan en terrazas de edificios privados. La nueva ordenanza municipal no gravará estas instalaciones, ya que no se encuentran en terrenos de titularidad pública. Las compañías que prestan estos servicios sí tributarán ante el Concello por la red que conecta estas antenas con las centrales correspondientes, siempre que el cableado discurra por dominio público, ya sea suelo, subsuelo o vuelo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La nueva tasa para empresas de telefonía móvil reportará hasta 176.000 euros al año