Los pósitos reservan 5 áreas para que la pesca deportiva pueda recoger miñocas

Los espacios elegidos están todos situados al fondo de la ría de Pontevedra


pontevedra / la voz

La pesca deportiva es una actividad a la que se dedican cientos de pontevedreses durante todo el año y que encuentran en el cebo natural de la propia ría una de las fórmulas más apetitosas para los peces que capturan en sus horas de esparcimiento. El Plan de Explotación Marisqueira de Galicia para el 2019 restringe esta actividad en la ría de Pontevedra únicamente a cinco espacios, que se encuentran todos ubicados en zonas muy concretas de los concellos de Pontevedra y Poio. En el resto del litoral de la ría está prohibida la extracción de miñocas por parte de los pescadores deportivos. Este veto afecta a todas las aguas del Parque Nacional Illas Atlánticas de Galicia, pero también a la totalidad del litoral de los municipios de Bueu y Marín, así como a gran parte de Sanxenxo, Pontevedra y Poio.

Las áreas para que los pescadores deportivos se surtan de cebo sin tener que pagar por él en tiendas se consensúan entre la Consellería do Mar y las cofradías. Los titulares de licencias de pesca marítima de recreo pueden, de esta forma, «capturar un máximo de 50 poliquetos ao día» sin interferir con el marisqueo.

Puente de la AP-9 y Lourido

El plan autonómico prevé un área al lado del cabo de Os Praceres, en el entorno más próximo al colegio del Sagrado Corazón y del núcleo de población de O Cabo, en su vertiente este.

Por su parte, en el ámbito de la cofradía de San Telmo, está autorizada la extracción de miñoca para fines deportivos en una extensión de 33.782 metros cuadrados, debajo del puente de la autopista AP-9, aunque solo en la parte que linda con el litoral poiense y desde los pilares del viaducto hasta el cabo de A Puntada, ya en la desembocadura del Lérez.

Otro espacio se encuentra en Polvorín, en aproximadamente un tercio de la playa de Lourido, hasta el muro que define el canal de tránsito de las embarcaciones. Supone otros 30.612 metros cuadrados. La zona más extensa donde se autoriza esta actividad es en A Seca y el tanque de Ostreira, en la zona de uso exclusivamente para sal y en el entorno de la Illa dos Ratos y la costa.

En el plan de explotación anual, la Xunta también ha dado su visto bueno a otros lugares de la comarca, aunque no necesariamente en la ría pontevedresa. En el fondo de la ría de Vigo, en el término municipal de Vilaboa, se pueden recoger miñocas para la pesca deportiva en una superficie de 7.372 metros cuadrados, en la zona que queda en seco en marea baja paralela al muelle de Santa Cristina y hasta el principio de la playa de Deilán.

Al otro extremo de la comarca, ya en la ría de Arousa, la cofradía de O Grove, dentro de sus competencias, reserva para esta práctica dos zonas en la península meca, en Ardia y Meloxo, además de la ensenada de Dena, en una superficie de 322.897 metros cuadrados, compartidos por igual entre Sanxenxo, desde la punta de A Fianteira, y el vecino municipio de Meaño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los pósitos reservan 5 áreas para que la pesca deportiva pueda recoger miñocas