El 2019 será un año de obras en Pontevedra

La reforma del puente de O Burgo y del segundo tramo de Benito Corbal serán los proyectos estrella


Pontevedra / la voz

Hace apenas un par de semanas, el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), lamentaba que se estén acumulando un montón de obras en el tramo final del mandato. «A min non me gusta -afirmó en una visita a la obra del nuevo parque infantil de Campolongo, que se prevé que abra este mes de enero- porque prefiro que a xente disfrute das obras feitas, pero as circunstancias fixeron que todo se acumulara agora».

A nadie se le escapa que de cara a las elecciones municipales de mayo, el gobierno local preferirá llegar con inauguraciones o estrenos en ciernes, aunque también puede ser un factor que juegue en contra, pues las obras, sean como sean, causan molestias.

Sea como fuere, lo cierto es que el 2019 será un año «de pico y pala» en la ciudad de Pontevedra., tanto por los tajos ya abiertos y que rematarán en el arranque del año como por las obras que se iniciarán en los primeros meses o a lo largo del ejercicio.

Entre los que tienen que rematar ya están las reformas de las calles Virxe do Camiño, Cruz roja y Herminia Farina (y sus respectivos entornos), así como la calle Suecia, en Monte Porreiro. Además está en marcha O Gorgullón, cuyos trabajos se adentrarán en el 2019.

En cartera, ya adjudicados y listos para iniciarse en breve, tiene el Concello dos de los proyectos estrellas del mandato. Por un lado, la peatonalización del puente de O Burgo, un proyecto cuya ejecución se prevé iniciar en enero y que está dividido en dos. De la obra sobre el mismo puente y los entronques en las cabeceras norte y sur se encargará la UTE Imesapi-EC Casas, que se hizo con el contrato con una oferta de 1,3 millones de euros. Y de la nueva iluminación ornamental del viaducto se hará cargo la empresa local Setga, que cuenta para ello con un presupuesto de 730.000 euros.

Iluminación de los puentes

Relacionado con iluminación, está previsto acometer también la renovación del alumbrado del resto de puentes municipales, desde la pasarela peatonal hasta el de A Barca. El contrato, valorado en cerca de medio millón de euros, fue adjudicado en su día, pero la empresa que se hizo con el mismo acabó renunciando antes incluso de firmarlo. En enero está previsto sacar de nuevo el contrato a concurso, con la idea de que las obras se pueda iniciar en la primera mitad del año.

El segundo gran proyecto urbano para este arranque del año será la reforma del segundo tramo de Benito Corbal, entre la calle Sagasta y Cobián Areal. En este caso, hay también adjudicataria (EC Casas, por 148.000 euros), y en su día se pactó con los comerciantes de la zona posponer el inicio de los trabajos hasta el 14 de enero. Este tramo de Benito Corbal mantendrá un carril de circulación, pero ampliará notablemente la aceras y se restringirá el estacionamiento a servicios.

En esta misma zona de la ciudad está previsto acometer también en este primer tramo del año la demandada reforma de la calle Lepanto, aunque el contrato está todavía sin adjudicar. Los técnicos municipales están analizando las diecinueve ofertas que se presentaron al concurso, y la idea es adjudicar en enero para arrancar la obra lo antes posible.

También se quiere afrontar (o al menos iniciar) en este año la reforma de la rúa do Rouco, la de Loureiro Crespo y la de Mollavao, entre otros proyectos.

Locales y centros sociales

Además, en cuanto a proyectos al margen de la reforma urbana, el Concello ha iniciado el proceso de contratación de la reforma del local municipal en Ferreiros y del centro social de Cachafeiro, y acaba de firmar con la Diputación el convenio para financiar el nuevo centro social de Os Campos, en Monte Porreiro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El 2019 será un año de obras en Pontevedra