Pontevedra se quedó sin las doce campanadas

Ocurrió en el año 1986


La despedida del año 1986 y la bienvenida a 1987 dejó un sabor agridulce para aquellos pontevedreses que asistieron a la fiesta organizada por el Concello. No es que no tuviesen tiempo para tomarse las uvas. Es que no sonaron las campanadas. La Voz de Galicia lo contaba así: «La celebración popular de la llegada del Año Nuevo en la Plaza de la Herrería ha constituido un rotundo fracaso para nuestro Ayuntamiento, hasta el punto de que difícilmente podrá realizar otra convocatoria semejante». El cronista añadió: «Por fallar, hasta falló el carrillón de La Peregrina, que no dio las doce campanadas mientras el público congregado en la ‘nueva’ plaza buscaba sin encontrar al alcalde». Con ironía, la noticia continuaba: «Hay quien dice que hubo ‘‘sabotaje’’ porque nunca salió tan mal un acto organizado por el Ayuntamiento, con ese acento populista que tanto gusta a Rivas Fontán, pero que dista mucho de parecerse al llorado ‘viejo profesor’ Tierno Galván.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pontevedra se quedó sin las doce campanadas