El marisqueo opta por la estrategia continuista tras un año excepcional

El sector se recupera y suma más de 800 puestos de trabajo directos en la comarca


pontevedra / la voz

Las cofradías de la ría de Pontevedra han optado por una estrategia continuista en la explotación de los recursos marisqueros para este nuevo año. Así se desprende del Plan Xeral de Explotación Marisqueira de Galicia para el 2019, publicado en el DOG, donde todos los pósitos apuestan por mantener, sin apenas modificaciones, los distintos programas conjuntos para distintas especies comerciales. Es la misma decisión que las cofradías tomaron con los planes de recursos específicos, donde todos los programas que se han demostrado rentables año tras año siguen contando con la aprobación también de la Consellería do Mar. El sector confía en repetir en el ejercicio que acaba de empezar los excepcionales resultados del año pasado, que logró un balance tan positivo con el que solo rivalizaron el 2002 y el 2003 en lo que va de siglo.

Asimismo, el buen momento del marisqueo se constata en una recuperación, progresiva pero sin pausa, del número de puestos de trabajo directo de esta actividad en las aguas pontevedresas. Si se cuentan los permisos autorizados ya en siete cofradías de la ría más O Grove, que tiene permisos para operar en gran parte del litoral de Noalla, y a Vilaboa, vinculada a la comarca de Pontevedra, este segmento productivo da trabajo a más de 800 personas con permex para los distintos programas a los que Mar ha dado su visto bueno.

En los planes de explotación marisquera también existe una previsión de nuevas autorizaciones, que podría incrementar en otro centenar esta cifra a lo largo del actual ejercicio si el estado de los recursos a los que se dirige cada pesquería, la consellería y los pósitos dan luz verde a los nuevos carnés.

En la actualidad, el plan de marisqueo a pie del fondo de la ría de Pontevedra -que agrupa a Lourizán, San Telmo y Raxó- es el que tiene más trabajadores en activo. En la actualidad, el reparto de permisos de actividad -permex- autorizados se reparte entre 219 para la cofradía de Pontevedra, 173 para la de Lourizán y 42 para Raxó. Está previsto que en el 2019 se sumen 30 más. En su vertiente de marisqueo a flote hay permisos concedidos para 107 embarcaciones. El producto extraído, principalmente almeja japónica, fina y babosa, ha convertido a Campelo en la principal lonja de la ría de Pontevedra, muy por delante de Marín, que fue líder indiscutible durante el siglo XX, pero que no ha sabido recuperarse de la pérdida de los barcos del Gran Sol, ni atraer nuevos clientes. En el plan conjunto del fondo de la ría figuran también cuotas para el berberecho, aunque está por ver si este bivalvo vuelve a ser comercial tras la plaga de la marteilia de hace varios años y que casi lo exterminó en la ría. Habrá que esperar a primavera para determinar si el berberecho se ha inmunizado ya a esta plaga y no se muere al alcanzar el tamaño comercial.

En el ámbito del marisqueo en la cofradía de Bueu, destacan dos programas para el endeño remolcado y el rastro de la vieira. Esta última es una previsión más que deseable para la flota buenense, aunque desde hace unos veinte años las campañas de la vieira han sido contadas en sus aguas por los problemas de la toxina de este molusco. En Bueu, por otra parte, se mantiene como un segmento económico muy relevante la campaña del percebe, un producto para el que disponen de permex un total de 22 embarcaciones y 71 percebeiros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El marisqueo opta por la estrategia continuista tras un año excepcional