El compostaje individual gestionará diez toneladas de residuos cada día

El Concello de Pontevedra prevé distribuir 8.000 colectores en el rural en este año


Pontevedra / la voz

El Concello de Pontevedra ultima el dispositivo para comenzar a repartir alrededor de 8.000 composteros en las viviendas unifamiliares situadas en las parroquias del rural. Según los cálculos de los técnicos que están elaborando el plan de compostaje municipal, una vez que esté completo y operativo el sistema en el rural este despliegue permitirá tratar en torno a 10.320 kilos diarios de residuos orgánicos, o lo que es lo mismo, serán unas diez toneladas al día que ya no será necesario trasladar a Sogama. La estimación, por tanto, es que los composteros individuales de Pontevedra lleguen a tratar en torno a 3.700 toneladas al año.

El compostaje individual en el rural es uno de los ejes del sistema que, poco a poco, se va extendiendo en el municipio de Pontevedra. Los otros dos son el compostaje comunitario en los barrios y parte del centro urbano y el futuro tratamiento en aquellas zonas en las que, por su configuración, no es posible la instalación de composteros comunitarios. En estos casos -en principio las zonas más céntricas del casco urbano-, se prevé fomentar la separación de los residuos orgánicos en los domicilios y disponer de contenedores específicos, presumiblemente de color marrón.

Lo más avanzado es el sistema comunitario, que en estos días ha estrenado nuevos puntos de compostaje en el barrio de A Parda, además de ampliarse los de Ponte Boleira y Camiño de Ferro debido a la alta demanda suscitada en los meses en que estos llevan funcionando.

El Concello aplaude el compromiso de los vecinos, que salvo algunas excepciones han respondido satisfactoriamente a la implantación del nuevo sistema en el centro de la ciudad.

El siguiente barrio en implantar el compostaje comunitario será Valdecorvos, donde se prevé llevar a cabo las obras para la instalación de bases en los primeros meses del nuevo año.

En cuanto al compostaje individual, el Concello tiene ya adjudicada la adquisición de los composteros, y la empresa adjudicataria irá sirviéndolos directamente a las viviendas. Antes de llevar a cabo este proceso -que se alargará, según el contrato de adjudicación, por espacio de dos años-, se irán dando charlas en las parroquias para que los usuarios sepan perfectamente a qué atenerse. Aun así, durante un especio de tiempo, los vecinos del rural que hagan compostaje individual en sus domicilios recibirán asesoramiento permanente de personal del Concello.

Por el momento no hay fecha para comenzar el despliegue en el rural.

Planta sin definir

Tampoco para la culminación del proceso de cambio en el casco urbano, ya que quedan muchos aspectos por definir. El más anecdótico es el del color de los contenedores que se instalarán para recoger esos residuos orgánicos. El asunto más determinante que queda por decir es definir la dimensión de la planta que habrá de tratar los restos, para la que el Concello alquiló hace ya más de tres años unos terrenos a la comunidad de montes de A Canicouva.

Recientemente, el vicepresidente de la Diputación y concejal en Pontevedra, César Mosquera, aseguró que la planta de compostaje «é a alternativa óptima, pero non a boa, que debe ser o tratamento en proximidade». En este sentido, subrayó que antes de definir su dimensión «será necesario ver onde se chega coa compostaxe individual e o comunitaria para despois ver a necesidade das plantas de tratamento».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El compostaje individual gestionará diez toneladas de residuos cada día