Lores y Silva vuelven a hacer gala de la buena sintonía entre Concello y Diputación

La presidenta provincial habla de «unha relación absolutamente excepcional e de respecto mutuo»


Pontevedra / La voz

Este que está próximo a rematar ha sido el mandato en el que el Concello de Pontevedra y la Diputación provincial han hecho gala de la mejor de las sintonías. Lo dejaron patente ayer el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), y la presidenta, Carmela Silva (PSOE), en el acto de firma de un convenio para reformarla antigua escuela de Os Campos para crear un centro social. «Temos [Concello e Deputación] unha relación absolutamente excepcional e de respecto mutuo, baseada na lealdade institucional e o respecto á autonomía local», apuntó Silva.

Lores fue más allá, y aseguró que «é un luxo traballar así» ya que señaló que el respeto que muestra el organismo provincial hacia las demandas de los concellos «facilita as cousas e fai que as administracións sexamos más áxiles e poidamos dar servizos á cidadanía». Acabó afirmando que «a relación da Deputación con todos os Concellos da provincia é un exemplo a seguir, e eu quero que isto continúe».

Rematado el reparto de halagos, Lores y Silva firmaron el convenio, que se suma a las decena que ya suscribieron ambos en este mandato para hacer campos de fútbol, saneamiento, campeonatos deportivos o promoción cultural, entre otros asuntos.

Medio millón de euros para Os Campos

El convenio que firmaron ayer Fernández Lores y Carmela Silva permitirá convertir la antigua escuela de Os Campos, en Monte Porreiro, en un nuevo centro social para el barrio. El proyecto elaborado por los técnicos municipales tiene un presupuesto de 544.000 euros, de los que la Diputación aportará el 90 % (unos 489.000).

Lores destacó que el convenio firmado ayer permitirá «recuperar unha antiga escola unitaria, que está sen uso, e conta con edificios de certa importancia desde o punto de vista arquitectónico». La inversión se destinará a acondicionar el inmueble de la antigua escuela unitaria «para convertelo nun espazo de convivencia e relación social».

El futuro centro social tendrá una superficie construida de 263 metros cuadrados y su rehabilitación llevará aparejada una actuación en el entorno. El edificio contará con una gran aula que podrá convertirse en dos a gracias a un sistema de puertas abatibles. El espacio está pensado para realizar diferentes actividades, desde cursos de cocina hasta conferencias y exposiciones, y habrá un espacio al aire libre para actividades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Lores y Silva vuelven a hacer gala de la buena sintonía entre Concello y Diputación