La demanda del servicio de ayuda en el hogar desborda a los concellos

Solo en Pontevedra hay 75 personas esperando a que le envíen a una persona a su casa


pontevedra / la voz

Galicia se hace mayor a pasos agigantados. Esa circunstancia hace que prácticamente todos los servicios para la tercera edad, sobre todo los destinados a personas dependientes se resientan y estén colapsados. Es el caso del Servizo de Axuda no Fogar (SAF). La demanda es tan alta que desborda a los concellos y, por extensión a la Xunta, que es quien financia la mayor parte de esta prestación y de la que depende el visto bueno de los expedientes. Buena parte de los concellos de la comarca pontevedresa, reconocen que tienen a personas en lista de espera actualmente. La mayoría señalan que no tienen demora para los casos graves, la dependencia de grado tres -por ejemplo, personas encamadas- pero sí para las de grado dos y mucho más para las de uno. Solo en la urbe del Lérez hay actualmente 75 personas aguardando a que les envíen a una persona a su casa para ayudarles. Los expedientes están en trámite. Pero falta rematarlos.

Hay lista de espera en Vilaboa, Cotobade, Marín, Bueu, Cuntis, Campo Lameiro, Barro, Caldas o Poio. Moraña no facilitó los datos y Ponte Caldelas señaló que la demanda que depende del Concello no tiene lista de aguarda. Dijeron que dan servicio a todos los solicitantes Sanxenxo y A Lama. Desde el municipio sanxenxino señalaron además que ofrecen este servicio con personal municipal, mientras que lo habitual en el resto de los ayuntamientos es que sea una empresa.

En la ciudad del Lérez se invierten al año 1,7 millones de euros para dar este servicio

El servicio de ayuda al domicilio supone un coste elevado para todos los concellos y también para la Administración autonómica. En Pontevedra, por ejemplo, acaba de aumentarse la cuantía. Va a costar en el 2019 un total de 1,7 millones de euros frente a los 1,4 que costaba hasta ahora. La ampliación de dinero viene dada porque se aumenta el número de horas, pasándose de 98.000 a 114.000 horas anuales. En el caso pontevedrés la empresa encargada de gestionar el servicio se llamada Idades y también tiene adjudicada esta prestación en otros concellos limítrofes, como Barro.

Los ayuntamientos reconocen que parte de la lista de espera viene dada porque cada vez hay más demanda del servicio. Pero se quejan también de lo farragosos que son los trámites para poder conceder las ayudas, sobre todo cuando se trata de personas dependientes. Dicen que a veces la Xunta tarda meses en resolver los expedientes y que hasta que llegue el dictamen no se puede enviar a la persona al hogar. Eso sí, se buscan soluciones puntuales cuando hay casos de emergencia que no pueden esperar ni un día.

Dependencia y libre

Hay dos tipos de demanda en el servicio de ayuda al hogar. Por una parte, los casos de dependencia, que requieren una valoración por parte de la Xunta para que se reconozca esa figura. Luego está la llamada libre concurrencia, que son personas a las que se le concede el servicio por otras cuestiones, como por ejemplo tener avanzada edad y vivir solo. Los mayores pagan en función de los ingresos que tengan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La demanda del servicio de ayuda en el hogar desborda a los concellos