El «nuevo» Mercado, casi a punto

Gulías espera que en el primer trimestre del 2019 esté funcionando la planta superior


pONTEVEDRA / lA VOZ

El «nuevo» Mercado de Pontevedra está muy cerca de ser una realidad. Las obras de reforma de la planta superior están prácticamente rematadas y a las bases para sacar a concurso los 24 puestos gastronómicos que se ubicarán en esta zona solo les resta el visto bueno de la asesoría jurídica del Concello. La concejala de Promoción da Cidade, Anabel Gulías (BNG), cree que es posible que en el primer trimestre del año pueda abrirse al público la planta superior, que será un atractivo más de una instalación tradicional que quiere «adaptarse aos tempos que corren».

La edila nacionalista recordó el largo camino que se ha recorrido hasta llegar a este nuevo Mercado, que arrancó con la modificación del reglamento impulsada por su compañero de gobierno Vicente Legísima que permitió planificar nuevos usos en la planta superior; continuó con una complicada negociación para trasladar a la planta baja los puestos de frutas y otros productos que subsistían arriba; avanza con el diseño del nuevo espacio y las obras de reforma que financian los fondos Edusi; y rematará con la concesión de las autorizaciones para los puestos gastronómicos «que servirán de polo de atracción, para que a xente veña a mercar e a degustar produtos preferentemente mercados no andar baixo».

En total habrá 24 puestos de los que 16 tendrán extracción de humos, por lo que podrán tener cocina. Además, un gran espacio diáfano en la parte central del mercado acogerá mesas y sillas de uso común. Es decir, que se pedirá la consumición en uno de los puestos gastronómicos y habrá donde sentarse a degustarla.

Pero esta primera planta no quiere quedarse exclusivamente en esos puestos para cuya concesión se primará la apuesta por los productos frescos que se venden en el propio Mercado.

También funcionará el «Mercadolab», concebido como un «programa cultural permanente no Mercado» con cabida para showcookings, para presentación de libros, para conferencias o muestras gastronómicos y casi para cualquier otra actividad.

También estará la zona reservada para O Ganapán, el espacio infantil que funciona como ludoteca, a servicio no solo de los usuarios sino también de los trabajadores del Mercado.

Y por último, volverá a desarrollarse cada primer sábado de mes la Sétima Feira, el mercado de moda y arte.

En cuanto a la estética, el nuevo Mercado estrenará imagen gráfica que ya se ve en las lonas que cierren los puestos, y se colgarán del techo, para reforzar el carácter marinero de la plaza de abastos, tres embarcaciones restauradas por la Asociación de Amigos das Embarcacións Tradicionais de Portonovo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El «nuevo» Mercado, casi a punto