De pegar tiros a disparar balonazos

La antigua zona de tiro de la Brilat, recuperada por los comuneros, será el nuevo campo de fútbol de Salcedo


Pontevedra / La voz

En el mismo lugar en que hace unos años los soldados de la Brilat hacían prácticas de tiro, dentro de unos meses se cantarán goles. El antiguo campo de tiro, que forma parte de los terrenos que fueron recuperados por la comunidad de montes de la parroquia tras un litigio de varios años con el Ministerio de Defensa, acogerá un gran complejo deportivo cuya primera instalación será un campo de fútbol de hierba sintética cuyo coste (1.150.000 euros), asumirá el Concello de Pontevedra.

Los concejales Alberto Oubiña y Demetrio Gómez, acompañados por el presidente de los comuneros, Fernando Pintos, el del club de fútbol, José Antonio Barreiro, y el de la asociación de vecinos Héroes do Campo da Porta, Ramón Laxe, presentaron ayer el proyecto definitivo de construcción del campo de fútbol, que estará en obras el año que viene.

El terreno de juego se situará donde estaba el campo de tiro y su diseño se adaptará a las características naturales y orográficas del terreno, tal y como pidieron los comuneros a la hora de ceder el espacio. Así, quedará encajado en una especie de vaguada. Habrá una edificación que dará a un lateral y un fondo el terreno de juego, que acogerá una pequeña grada, vestuarios, servicios, cantina y otras instalaciones. Tendrá un revestimiento metálico, aunque en la zona que da al terraplén de la vaguada se creará una especie de falso túnel de acceso con cubierta de pizarra.

El campo dispondrá de caldera de pellets, un pozo para servicio de agua potable y sanitaria, y también se habilitará un depósito que recogerá agua de lluvia. La instalación se completará con un aula de usos múltiples, que fue otra de las peticiones de la comunidad de montes para poder realizar actividades relacionadas con la naturaleza.

Porque la idea es que el complejo no se quede solo en el campo de fútbol, ya que los comuneros planean completarlo con otras instalaciones.

El área que antes era militar ocupa cien hectáreas con 30.000 árboles

El largo litigio jurídico entre los comuneros de Salcedo y el Ministerio de Defensa se acabó saldando hace varios años con un acuerdo por el que, además de cobrar un canon anual en concepto de alquiler por los terrenos que ocupa la base, la entidad parroquial recuperó la titularidad y el uso de cien hectáreas de terrenos que antes formaban parte de la instalación militar.

El presidente de los comuneros, Fernando Pintos, explicó ayer que esos terrenos disponen de unos 30.000 árboles de especies frondosas, y que se proyectan diversas iniciativas para crear una gran zona de ocio para uso y disfrute de todos los vecinos.

El campo de fútbol es el primero paso, pero también se proyecta, en el ámbito deportivo, la construcción de una instalación de atletismo al aire libre y de una pista de BMX. Asimismo, el Club de Ciclismo Farto llevará la gestión del uso de parte de las instalaciones.

A mayores del deporte, se dispondrá de un aula de actividades, y en la zona en la que la Brilat tenía una «aldea afgana» para prácticas, se construirán una serie de «cabañas neolíticas» que servirán como «centro de interpretación» relacionado con los importantes vestigios arqueológicos localizados en diversos puntos de la parroquia de Salcedo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

De pegar tiros a disparar balonazos