El patrimonio industrial entrará en el catálogo de edificaciones a conservar

El Concello inicia los trabajos para actualizar el listado y los criterios de selección


Pontevedra / La voz

Pontevedra acometerá en el nuevo año la revisión y actualización del Catálogo de Edificacións e Elementos a Conservar. El documento en vigor data de 1994, recoge un total de 160 referencias tanto en el casco urbano como en el rural y presenta carencias que se quieren solventar. La idea del Concello es iniciar en breve la elaboración de los pliegos para contratar la revisión del catálogo, una tarea en la que se quiere dar cabida a nuevos criterios de selección e implicar a la delegación local del Colegio de Arquitectos.

La concejala responsable de Urbanismo, Anabel Gulías (BNG), explicó ayer, por ejemplo, que se quiere acabar con esa «perspectiva historicista» del catálogo, en el que prácticamente no aparece ningún edificio construido en el siglo XX, cuando en Pontevedra hay inmuebles contemporáneos susceptibles de figurar en el mismo. También se pretende dar cabida a elementos de patrimonio industrial, con el fin de evitar errores del pasado como la demolición del chalé social de Tafisa o de la chimenea de A Curtidoira. Gulías explicó que un ejemplo de inmueble industrial que no goza de ningún tipo de protección en la actualidad y que podría acabar desapareciendo es la antigua fábrica de jabones de Mollavao, que bien podría ser incluido en el documento.

Muros tradicionales

Paralelamente a la actualización del catálogo de edificios, el Concello quiere acometer también una revisión de muros tradicionales a conservar en el término municipal de Pontevedra.

Gulías explicó que con ambas iniciativas se pretende «adaptarnos á sempre cambiante Lei do Solo», de manera que se dé una mayor seguridad jurídica tanto al Concello a la hora de autorizar o denegar solicitudes, como a los propios administrados, que tendrán más claro a qué atenerse.

El catálogo establece cuatro niveles de protección -monumental, integral, estructural y ambiental-, y cada una determina qué tipo de actuaciones se pueden llevar a cabo en los elementos inventariados.

Además, cuando se lleven a cabo estas actualizaciones de elementos y edificios a conservar resultará más ágil la tramitación de permisos de obras o rehabilitaciones. Por ejemplo, se reducirán los plazos si no es necesario cursar demandas de información ante Patrimonio de la Xunta. Precisamente, uno de los primeros pasos a dar para la revisión será pedir a Patrimonio su propio inventario de los bienes a conservar en Pontevedra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El patrimonio industrial entrará en el catálogo de edificaciones a conservar