El comercio local se resiste a abrir los festivos pese al arrastre de las cadenas

Como mucho acceden a trabajar los domingos 23 y 30, y muchas ni siquiera esos días


pontevedra / la voz

No hay una posición común ni hubo un foro en el que se abordase este peliagudo tema. Pero los comerciantes locales de Pontevedra sí llevan tiempo debatiendo, ora consigo mismos ora con los compañeros, qué hacer en diciembre, si abrir o no los días festivos y domingos. Algunos lo tienen muy claro y se niegan rotundamente a levantar la persiana en una jornada dominical pese a que las grandes cadenas, con Inditex a la cabeza, sí lo hagan. Otros, quizás la mayoría, también creen que no deberían abrir pero reconocen que sí lo harán los días 23 y 30 por tratarse de las vísperas de Nochebuena y Fin de Año. Hay también quien a día de hoy no sabe qué va a hacer y asegura que «decidirá sobre la marcha o mejor dicho sobre las ventas». Eso sí, entre los empresarios locales consultados no hay uno solo que crea que les salga rentable seguir el ritmo de las cadenas, levantar la veda y abrir todos los domingos y festivos de diciembre o de rebajas.

Comencemos por la posición más firme contra la apertura de los domingos. La encarnan comerciantes como Jorge Veiga, de la zapatería Chiqui. «Estoy totalmente en contra de abrir los festivos, de hecho no lo vamos a hacer, porque creo que ya tenemos horarios suficientemente brutales como para abrir un día de descanso. Además, supone un esfuerzo y unos costes de personal que luego no se rentabilizan. Nosotros no podemos competir con las grandes cadenas ni con Amazon haciendo lo que hacen ellos». Y añade: «Yo creo que tenemos que diferenciarnos y ofrecer otra cosa, un trato más cercano y muchas otras ventajas», indica. En la misma línea se sitúa Celeste Barros, de la tienda textil Marilyn Coquette: «Nos gusta trabajar pero también tenemos derecho al descanso. Tengo una niña pequeña, y aunque no la tuviese, no sacrificaría los días de descanso. No te va a ir ni bien ni mal un negocio porque abras un domingo, creo yo», señala.

«Cederemos un día»

Opiniones similares tienen Ana Pazos y Mercedes Zaldívar, de las zapaterías infantiles Le Petit Mat y Las Merceditas de Iria respectivamente, aunque reconocen que cederán y abrirán el día 23 por tratarse de una jornada típica de compras para Papá Noel. Aún así, lo hacen con muchas dudas: «Vamos un poco sobre la marcha. En mi caso yo soy la dueña de la tienda y si abro un domingo vengo yo, porque no quiero hacer trabajar a otra persona. Lo de que las cadenas abran como quieran, así como que pongan descuentos de forma continua, es algo que nos perjudica a los comerciantes locales, pero no por ello vamos a seguirles».

Y algo más comprensibles con las aperturas dominicales se mostraban tanto desde Hablando en Plata como desde La tienda de Raquel. En el primer caso, el propietario de un local que ofrece todo tipo de accesorios y artículos de plata, Santiago Boullosa, señala lo siguiente: «Lo de abrir o no es decisión de cada uno, lo que pasa es que sí que te acabas viendo un poco influenciado por lo que hacen los demás. Nosotros abriremos el 23 y el 30, sacrificando tiempo de descanso, lógicamente. Lo que pasa es que no sabemos si será rentable o no porque los días festivos el flujo de clientes suele concentrarse en Benito Corbal y como mucho A Peregrina».

Distintos comerciantes destacaron también que el hecho de que numerosas personas se marchen a Vigo a ver las luces tampoco invita a abrir los festivos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El comercio local se resiste a abrir los festivos pese al arrastre de las cadenas