El Teucro espera redimirse de sus heridas en Benidorm


pontevedra / La Voz

El Teucro salta de un partido a otro casi sin tiempo para redimirse de sus errores y mucho menos de las heridas de sus derrotas. Después del baño del Cangas en el Municipal, los de Luis Montes viajan a Benidorm con la artillería mermada. «El estado físico de la plantilla es justito, con la baja de Iván Fernández para este y otros partidos de Copa del Rey y con otros jugadores con problemas como Dani Hernández, Cangiani y Quintas, que no podemos saber si podrán participar con facilidad», explica el técnico, que esperaba al último entrenamiento para valorar las bajas.

Viajan a Benidorm para medirse a un rival complicado que está haciendo una primera vuelta muy buena, donde destacan los tres jugadores cubanos, además de Pablo Simón y Skillhamme. «Nos van a complicar mucho las cosas, vamos con la intención de mejorar nuestro juego, especialmente en el terreno defensivo», indica Montes, sobre el encuentro de esta tarde (20.45 horas). Los azules, que saben de la complejidad del rival, esperan regresar igualmente con algún punto de tierras valencianas. «Todavía estamos trabajando y asimilando la derrota del sábado donde no estuvimos bien y cometimos demasiados errores en todas las facetas del juego», asegura el técnico azul. Al Teucro le está costando encontrarse en la pista y en lo que va de temporada solo ha logrado tres victorias y un empate. Desde la dirección del club reconocen que intentarán buscar una solución a estas carencias en el parón navideño. Principalmente buscarán alguien que refuerce la defensa y el lanzamiento exterior, aunque reconocen la dificultad de este proceso.

Con una plantilla tan corta, Montes reconoce que «se nos hace difícil jugar cada tres días y estamos dolidos, pero con ganas de levantarnos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Teucro espera redimirse de sus heridas en Benidorm