El Teucro afronta otro de los partidos clave de la temporada

Los de Montes han conseguido salir de los puestos de descenso


Pontevedra

No paran los de Montes. Unos jugadores que hace apenas tres semanas querían evitar hablar de finales a la hora de definir los encuentros que fueron disputando, pero la realidad se acercaba bastante a tal concepto. Quizás haya sido esa presión, esa necesidad, la que ha repuesto la adrenalina del Teucro y les haya permitido ganar los dos últimos encuentros. El primero contra el Alcobendas en casa, el segundo contra el Bada Huesca, por la mínima, a domicilio. Hoy, a las 20.30, reciben en el Municipal al Valladolid.

Se trata de un encuentro más que relevante, al situarse los visitantes a tan solo dos puntos de los lerezanos. Una nueva victoria del Teucro permitiría a los azules continuar alejándose de los puestos de descenso y aumentaría drásticamente sus posibilidades de supervivencia en Asobal. Los de Montes han demostrado tener la tenacidad necesaria para lograrla, así como para derrotar a rivales tan complejos como el de su último duelo. Sin miedo, el Municipal debe recibir a un Valladolid que sabe de la racha de los de Montes y que tratará de frustrar sus intenciones de continuarla.

«Para nosotros el partido de mañana es fundamental», explicó ayer un técnico lerezano que no se quiere andar con rodeos a la hora de asumir la carga de responsabilidad que ha llegado tras lograr salir de los puestos de descenso. «Sabemos que en liga, antes del parón, nos quedan tres oportunidades de puntuar. Siendo realistas... En el Palau -contra el Barcelona- no hay opciones en un principio», señala Montes, que tendrá hasta dos oportunidades como locales de sacar oro en forma de puntos.

No va a cambiar su filosofía informa. La idea del Teucro de este año ha sido la de preparar cada partido lo mejor posible y así la ha mantenido el entrenador pontevedrés para este nuevo obstáculo. «Saldremos en las mejores condiciones. Así lo hemos estado preparando esta semana. La verdad es que aunque sabemos que son seis partidos en veintiún días, la única manera de afrontarlos es ir entrenamiento a entrenamiento».

Curvas en el calendario

Tiene el Teucro una cuesta arriba con nombre de diciembre. El almanaque no miente, y las fechas prenavideñas muestran una sobrecarga de partidos más que peligrosa para los azules, que deberán medir y conservar fuerzas de cara a lo que está por llegar.

«Va a ser una fase de la temporada muy dura, muy complicada para nosotros», explicó Montes respecto a la cercanía entre encuentros durante los días venideros. «Sabemos que tenemos una plantilla con los efectivos que hay y que este tipo de calendario tan cargado nos hace mella».

Por otro lado, ayer en el Pabellón Municipal también se habló de la recuperación de los efectivos que no pudieron entrar dentro de la última convocatoria. Así, esta semana ha sido un poco complicada. Iván Fernández, Gehrhardt, Quintas, Dani Hernández y Facundo han tenido que entrenar a un ritmo menor que el de sus compañeros. El desgaste físico sufrido las últimas semanas, así como las diferentes lesiones, requería tal medida. «El jueves ya estaban con mejores sensaciones todos ellos, y somos optimistas a la hora de pensar que contaremos con ellos el sábado, aunque la verdad el hecho no estar al cien por cien nos ha lastrado un poquito. ¿Sinceramente? Quiero pensar que podré llamar a los cinco, pero no lo sé».

El objetivo de los azules a corto plazo está claro cuál es: mantenerse lejos de los puestos de descenso. «Estos dos partidos han sido un refuerzo moral importante. El verse fuera, después de varias semanas colistas, nos ha ayudado mucho anímicamente. Nos gustaría mantenernos ahí».

Sabe Montes que el Valladolid es un equipo peligroso, similar al Teucro, con defensas arriesgadas y presionantes. Tocará ver si los azules consiguen sortearla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Teucro afronta otro de los partidos clave de la temporada