El Teucro aprueba con nota y toma aire

Los de Montes derrotaron con solvencia a un rival directo por la permanencia


Pontevedra / La Voz

Necesaria victoria para el Teucro. Un soplo de aire fresco que seguramente se traduzca en una inyección anímica más que merecida. Los de Montes jugaron, dominaron y no perdonaron. Metidísimos ante un pabellón más lleno y más ruidoso que de costumbre, los lerezanos cumplieron y derrotaron a un rival directo por la supervivencia en Asobal.

Comenzó el balón en manos de los visitantes. El Teucro, a sabiendas de que debía empezar con buen pie trató de defender lo mejor que pudo, aunque las ansias por hacerlo acabaron en un penalti que Riaza transformó en gol. Se estrenaba el Alcobendas.

Falló su primer ataque el Teucro, aunque sin mayores problemas fue metiéndose en el partido, igualando el marcador para luego comenzar a dominar por la mínima la mayoría de la primera mitad en el municipal.

La ausencia de Quintas se hizo notar, teniendo Rial que esforzarse más de la cuenta en las labores defensivas. El vigués recibió dos exclusiones a lo largo de los primeros treinta minutos, y demasiado cerca estuvo la tercera, esquivada por un error arbitral que acabó por mandar al banquillo a Fischer a un minuto del descanso.

Los primeros minutos pasaron con cierta tranquilidad para ambas escuadras, alternándose el éxito en los ataques. La pericia de Santana bajo palos propició que los lerezanos, poco a poco, consiguieran un colchón de goles que llegó hasta los cuatro de diferencia. Una ventaja meritoria, más aún cuando el Alcobendas se mostraba verdaderamente peligroso en las transiciones, haciendo circular bien el balón y defendiendo adecuadamente.

No aprovecharon, eso sí, los visitantes las exclusiones de los locales. Obligados a jugar sin portero, el Teucro vio como la suerte les sonrió tras un disparo de área a área que se perdía por la línea de fondo y les devolvía la posesión.

Así, los de Montes -que recibió una amarilla en los primeros minutos- consiguieron irse al descanso con un más que digno resultado, 18-15, aunque con dos exclusiones de bienvenida a la segunda parte, Samu Gómez y Domingo. La del primero, un error arbitral bastante evidente provocado por una queja fingida de un visitante tras un encontronazo.

Salieron enchufados los lerezanos, que gracias a un inspirado Cutura comenzaban a ahogar a un Alcobendas que no se encontraba sobre la pista a raíz de una fuerte desconexión. El serbio comandó de nuevo los ataques del Teucro de una manera soberbia, apoyado también por el buen hacer de Natan Suárez y Moyano.

Increíblemente acertado arriba el equipo local, el Alcobendas comenzó a sufrir verdaderamente. Casi en el ecuador de la segunda mitad el luminoso les recordaba que iban siete por debajo y Santana se había convertido en una especie de pesadilla para sus intenciones de recortar.

Aún aflojando el ritmo en la recta final, el partido se mantuvo en manos del Teucro y aunque continúa colista, demostró su capacidad para brillar si la ocasión lo requiere.

?Santana, Natan Suárez (5), Rial, Iván Fernández (2), Cutura (14, 3p), Fischer, Cangiani (4) -siete inicial- Moyano (6), Juan Quintas, Samu Gómez (3), Dani Hernández (4), Samuel Pereiro, Cristian, Domingo Luis, Sergio Pérez, Lloria.

?

Patotsky, Falcón (5), De la Rubia (6, 4p), Boyarizo (3), Crespo (1), Gimeno, Asier Nieto (6) -siete inicial- Santi López (2) Pelidija (1), Mikel Martín (1), Velasco (3), Ortega, Gutiérrez, Thorsson (1), Torres.

Parciales cada cinco minutos: 3-2, 6-5, 10-8, 12-10, 15-12, 18-15 (descanso), 22-16, 25-20, 28-21, 30-23, 33-27, 38-29 (final).

Árbitros: Muro San José, Goyo; e Iniesta Castillo, José Manuel.

Incidencias: Partido disputado en el pabellón municipal de Pontevedra ante 1.400 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Teucro aprueba con nota y toma aire