«Cualquier mujer debería prevenir el deterioro progresivo del suelo pélvico»

El doctor Eloy Moral afirma que muchas pacientes con incontinencia o prolapso no van al médico por vergüenza o por desconocer los tratamientos


pontevedra / la voz

Un problema que afecta a muchas mujeres a partir de los 50 años, Incontinencia urinaria. Disfunciones del suelo pélvico en mujer adulta. Es de lo que hablará el doctor Eloy Moral Santamarina (Villafranca del Bierzo, 1963), jefe de servicio de Ginecología del Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra (Chop), dentro del programa Charlas Saludables de La Voz de Galicia. Será este miércoles, 21 de noviembre, a las 20 horas y con entrada libre, en la sede de Afundación.

-¿Qué es el suelo pélvico y por qué es tan importante cuidarlo?

-El suelo pélvico es un sistema o un conjunto de estructuras que cierran la pelvis en el abdomen. Para que se entienda mejor, es el conjunto de músculos y estructuras que cierran la pelvis en el área genital de la mujer.

-Va a hablar de dos problemas, la incontinencia urinaria, quizá más conocida, y el prolapso.

-Sí. El prolapso es el descenso o el desprendimiento por debilidad de los órganos pélvicos a través de la vagina. Ese descenso puede crear un abultamiento incómodo y molesto y que a la vez puede interferir en funciones para la micción, la defecación o para la actividad sexual.

-Empecemos por la incontinencia urinaria. ¿Por qué se produce y a qué edad se suele detectar?

-La incontinencia se produce fundamentalmente por dos causas. Una de ellas es derivada de la debilidad de las estructuras del suelo pélvico provocada por el parto, aunque también hay otros factores muy condicionantes como los trabajos físicos de esfuerzo y el sobrepeso. Después hay otro tipo de incontinencia que no depende de la debilidad de estructuras, sino más bien de una actividad inadecuada de la vejiga que se acompaña de contracciones no voluntarias y que generan escapes de orina de un componente diferente. Se denomina incontinencia de urgencia y va acompañada o precedida de una sensación importante de urgencia. Es un tipo de patología de mujeres que han tenido partos y se manifiesta a partir de la quinta década de la vida.

-¿Tiene cura o qué aportan los tratamientos?

-En la incontinencia el tratamiento se enfoca en tres líneas. La prevención, la rehabilitación y el tratamiento quirúrgico. En base a que es una patología que deriva muchas veces de los esfuerzos y del parto, cualquier mujer debería tener conocimiento del efecto que producen una serie de actividades y prevenir el deterioro progresivo de esas estructuras evitando esfuerzos, sobrepeso, cargas de peso. En lo referente al parto, poco hay que hacer porque es lo que es, pero sí hay que poner en marcha pronto mecanismos de rehabilitación.

-¿Qué tipo de rehabilitación está indicada?

-Hablamos de rehabilitación muscular del suelo pélvico, ejercicios de contracción de la musculatura, se denominan ejercicios de Kegel. La rehabilitación se basa en eso fundamentalmente.

-Hablaba de una tercera línea, la cirugía...

-También existen tratamientos quirúrgicos. La cirugía, cuando fallan los mecanismos de rehabilitación o cuando el resultado no es el esperado y siguen las pérdidas involuntarias de orina, existen varios tipos de intervenciones. ¿En qué consisten? Se realizan refuerzos de esas estructuras dañadas o bien la colocación de implantes o prótesis de malla para proporcionar el soporte que ha perdido la uretra o la vejiga.

-¿Esas alternativas funcionan o son un parche temporal?

-La rehabilitación consigue resultados de curación moderados en casos de incontinencias no muy importantes. Pero la cirugía está consiguiendo resultados muy destacados de curación en casos seleccionados.

-¿Y para la otra incontinencia urinaria, la de urgencia?

-En esos casos tenemos medicamentos para poder rebajar la vejiga o para poder evitar la producción de esas contracciones que generan el escape de orina.

-¿Las mujeres que no hayan parido están libres de estos problemas?

-No, no están libres. Porque también hay un componente biológico y estructural en los tejidos, en la cavidad del colágeno e incluso hay un componente hereditario basado en la calidad de los tejidos. Hay una herencia demostrada.

-Para el prolapso, ¿los factores de riesgo son los mismos?

-Sí, son muy similares.

-El deporte de golpeo, como el correr, ¿es perjudicial?

-Solo el deporte es difícil que pueda llegar a crear una incontinencia o el prolapso. Cuando existe esa debilidad de las estructuras deportes de alto impacto pueden crear esa disfunción, pero es difícil. Son más bien factores añadidos a situaciones como el parto u otros condicionantes.

-¿Todavía son problemas tabú?

-Sí. Por un lado la vergüenza y por el otro el desconocimiento de la eficacia de los tratamientos hacen que solo cinco de cada diez mujeres consulten su problema directamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

«Cualquier mujer debería prevenir el deterioro progresivo del suelo pélvico»