La economía colaborativa prende en la ciudad

María Hermida
maría hermida PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

RAMON LEIRO

Al amparo del proyecto A Redeira, numerosas personas intercambian ideas, tiempo, habilidades y servicios

17 nov 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

El diccionario gallego dice que una redeira es la encargada de hacer o reparar redes. Así que el Concello de Pontevedra acertó con el nombre A Redeira para su programa de economía colaborativa. No en vano, se trata de que los ciudadanos tejan redes entre sí; que intercambien horas por ideas, conocimiento o servicios. El proyecto comenzó en Pontevedra hace ya dos años. Pero es ahora cuando empieza a coger fuerza. Ya participaron más de 150 personas en alguna de las iniciativas que se llevaron a cabo y actualmente hay unos 25 ciudadanos que establecieron determinadas alianzas y que intercambian servicios o tiempo entre sí.

A Redeira es colaboración pura y dura desde el inicio. No en vano, aunque lo organiza el Concello de Pontevedra, quien lo gestiona es un trío de autónomas, As Secuoias, con perfiles profesionales distintos que se unieron para abarcar tanto la parte económica como la social y psicológica. Así, las organizadoras son Mariem Filgueira, centrada en asuntos empresariales; Cris Fariña, psicóloga y África Rodríguez, gestora del coworking Arroelo.

Las tres diseñaron un programa muy abierto y con muchas ramificaciones, cuya meta principal es «azuzar a la gente para que colabore entre sí, para que se mueva», indican. Hicieron numerosas actividades, con nombres bien llamativos -como una denominada Para chula a miña parrula- enfocadas a tres públicos distintos: mayores de 65 años, niños y adolescentes y mujeres. Costó empezar a tejer la red. Pero enseguida vieron que había posibilidades de economía colaborativa en Pontevedra. Es más, comprobaron que personas de Vigo o Vilagarcía se acercaban también a A Redeira y ofrecían su conocimiento en algún ámbito a cambio de que les ayudasen a desarrollar una idea empresarial o algún proyecto.