Unas 75 familias podrán beneficiarse de la nueva renta social municipal

Marea logra que el pleno aprueba por unanimidad su propuesta, planteada en el 2016


Pontevedra / La voz

Marea Pontevedra obtuvo ayer la que seguramente es su mayor victoria desde que llegó a la corporación municipal: logró que el pleno aprobara por unanimidad la implantación de una renta social municipal, una prestación económica para familias que carezcan de otros ingresos y estén en riesgo de exclusión social. Los servicios técnicos municipales estiman que podrán beneficiarse de esta renta social alrededor de 75 familias pontevedresas. Hay que recordar que esta prestación es incompatible con otras ayudas, específicamente con la renta de inclusión social de Galicia (Risga), que tiene actualmente en Pontevedra a 330 beneficiarios.

Pese a la alegría por ver al fin aprobada la renta social, desde Marea se vertieron duras criticas al gobierno local, pues están a punto de cumplirse dos años desde que se formuló por primera vez la propuesta. De hecho, en los dos últimos presupuestos municipales se habilitaron sendas partidas para crear la renta social, en ambos casos a instancias de Marea que facilitó con ello la aprobación de las cuentas.

«Abulia, pereza, falta de compromiso» fueron algunas de las consideraciones que vertió la concejala de Marea, Carmen Moreira hacia el gobierno local por los dos años de tramitación de esta ordenanza. La responsable de Benestar Social Municipal, Anxos Riveiro (BNG), aseguró que el retraso estuvo justificado por las dificultades legales y fiscales para encajar la concesión de una prestación directa a las familias, una competencia que, tal y como recordó la socialista Paloma Castro, es competencia de la Xunta de Galicia.

 

Amortización deuda

El Concello destinará 3,3 millones de euros del superávit del 2017 a amortizar deuda municipal, dejándola en 12 millones.

Galiza Nova

Rechazo a la moción del PP para que el Concello deje de «financiar» a Galiza Nova mediante la inserción de anuncios publicitarios en su revista. Solo PP y Ciudadanos votaron a favor.

Parques infantiles

Se aprobó por unanimidad una propuesta de Ciudadanos para llevar a cabo una revisión exhaustiva de los parques infantiles del municipio.

Asilo

BNG, PP y PSOE votaron en contra de la moción de Marea para rehabilitar el antiguo asilo como residencia de mayores. Ciudadanos apoyó la de Marea de negociar, en colaboración con otras Administraciones, la adquisición del inmueble.

APROBADO

DENEGADO

Monte Porreiro

Los votos de los grupos de la oposición bastaron para aprobar la moción del PP instando mejoras urgentes en el barrio de Monte Porreiro. El BNG votó en contra.

Pontillón de Castro

También hubo unanimidad para ratificar la proposición del PP para mejorar el mantenimiento del parque forestal del Pontillón de Castro.

Inmigrantes y elecciones

Rechazo a la moción de Ciudadanos para que el Concello facilite el derecho de voto de los inmigrantes en las elecciones municipales y europeas.

25 de noviembre

El alcalde dio lectura a la declaración institucional, pactada por todos los grupos, con motivo del día contra la violencia de género.

Párking disuasorio en A Eiriña, a pesar del gobierno local

Si se cumple el acuerdo plenario aprobado ayer, el Concello de Pontevedra tendrá que habilitar un aparcamiento disuasorio en la parcela del polígono de A Eiriña que volverá a formar parte del patrimonio municipal tras confirmarse el fiasco del convenio con la ONCE.

El PSOE llevó al pleno una moción instando que dicha parcela, de cerca de 5.400 metros cuadrados, se destine a aparcamiento disuasorio mientras no se concreta otro destino para el solar. La propuesta socialista encontró el respaldo del resto de grupos de la oposición. El gobierno votó en contra, sin que quedaran claras las razones para ello. La moción salió adelante. Está por ver si se ejecuta o no.

Acuerdo para que Lourizán tenga su «parque da dignidade»

El Concello de Pontevedra reclamará a Costas la cesión del uso de la parcela que en su día ocupó el campo de fútbol de Lourizán para crear el «parque da dignidade», que incluiría equipamientos deportivos y de ocio con el menor impacto ambiental posible. Si Costas no autoriza la concesión, el Concello instará al organismo estatal a recuperar esos terrenos. Se trata, en definitiva, de que si en algún momento la Xunta pretende llevar a cabo la ampliación de la depuradora, los terrenos no estén disponibles.

La propuesta fue aprobada por unanimidad. PSOE, Marea y Ciudadanos llevaron al pleno la propuesta, que había sido formulada por la Plataforma Non á Ampliación da Depuradora, y en el transcurso de la sesión se confirmó el apoyo del BNG y también el del PP, si bien desde este grupo no se ocultaron ciertos recelos. Su portavoz Rafa Domínguez, lamentó la politización de la plataforma y que el primer acuerdo del colectivo fuera proponer que Jacobo Moreira sea «personan non grata» en la parroquia.

María Rey (Ciudadanos) subrayó que la moción «es una lección de la sociedad civil a la clase política»; y tanto Tino Fernández (PSOE) como Carmen Moreira (Marea) destacaron que el objetivo es «dificultar o uso dos terreos para ampliar a EDAR».

La corporación mantuvo así la postura unánime de apoyo a las demandas de la plataforma, que ya se habían concretado con el rechazo a cualquier intento de ampliación de la depuradora en Lourizán, acordado en el pleno de octubre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Unas 75 familias podrán beneficiarse de la nueva renta social municipal