Tere Casal y Marea, «a la búlgara»


Dice la Fundeu (Fundación del Español Urgente) que «la expresión a la búlgara empezó a usarse para aludir a decisiones tomadas por disciplinada unanimidad, a veces con más votos que votantes, como se dice que sucedía en las reuniones del Partido Comunista Búlgaro. Es decir, se refiere a decisiones de las que nadie discrepa, más por miedo o disciplina que por convicción».

Hasta hace un tiempo, se acostumbraba a decir que los del PP eran «congresos a la búlgara» porque se resolvían prácticamente por unanimidad. Un ejemplo: en el año 2003, se eligió a Mariano Rajoy como sucesor de José María Aznar con el 99,80 % de los votos. Ahí es nada. Previamente, eso sí, el propio Aznar había señalado al pontevedrés como el elegido para sucederle. ¿Recuerdan aquel famoso cuaderno azul?

Tere Casal acaba de superar a Mariano Rajoy en eso de despertar consenso generalizado. La asamblea de Marea Pontevedra ratificó por unanimidad su designación como número dos de la lista con la que la formación que encabeza Luís Rei concurrirá a las elecciones municipales del próximo mes de mayo: 73 votos a favor y ninguno en contra. Si eso no es «a la búlgara», que alguien lo explique.

Fue el propio Luís Rei quien eligió a Teresa Casal como número 2 una vez que la coordinadora de Marea Pontevedra había acordado celebrar un proceso de primarias bien particular si tenemos en cuenta que se trata de un colectivo que hace gala de funcionamiento asambleario en el que las decisiones se adoptan de modo absolutamente democrático.

Las primarias se celebraron en tres fases. Primero, el pasado mes de febrero, para designar al cabeza de lista. Rei fue el único candidato que se presentó y obtuvo 95 de 97 votos. ¿A la búlgara?

Posteriormente, a finales de octubre, se celebró una segunda fase para elegir al resto de la lista pero cuando se convocó sorprendió que solo se elegirían por votaciones de los inscritos los puestos 3 al 10, ya que el número 2 se reservaba para «unha persoa de relevancia política e social» cuya designación se encomendó al candidato. Y Rei eligió a Casal en lo que más de uno vio una reproducción sui generis de aquel «dedazo» de Aznar que puso el foco en Mariano Rajoy.

El propio Rei negó tal extremo afirmando que la prueba de que se trata de un proceso absolutamente democrático era que la designación de Casal tendría que someterse a la consideración de la asamblea de Marea Pontevedra. Pero también advertía de que no ratificar la designación de la ex teniente de alcalde socialista sería como pegarse un tiro en los pies y en las manos. ¿El resultado? 73 votos de 73 posibles. ¿A la búlgara?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Tere Casal y Marea, «a la búlgara»