La concentración de gas radón es de riesgo en doce concellos de la comarca

En Pontevedra se hicieron 57 mediciones de esta sustancia asociada al cáncer de pulmón


pontevedra / la voz

La OMS (Organización Mundial de la Salud) hace tiempo que tiene claro que la alta concentración de radón se asocia a un mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón. Además, desde hace años, y debido a estudios y mediciones del Laboratorio de Radón de Galicia, se sabe que la comunidad en general y las provincias de Pontevedra y Ourense en particular presentan una incidencia elevada de ese gas radiactivo que se desprende del uranio del suelo y de rocas como el granito. ¿Cómo está la comarca? Mal. La concentración de radón implica riesgos en Poio, Sanxenxo, Marín, Cerdedo-Cotobade, Campo Lameiro, Barro, Bueu, Portas, Moraña, A Lama y Vilaboa. Pontevedra presenta una incidencia algo por debajo de la media gallega pero su tasa también es preocupante. Y Cuntis, Caldas y Ponte Caldelas no tienen cifras de riesgo.

El gas radón se mide en berequeles por metro cúbico. Y hay una normativa europea que sitúa el límite en los 300 para evitar riesgos. Sin embargo, las autoridades sanitarias aconsejan no superar el límite de los 200. Según los datos del Laboratorio del Radón de Galicia, en el municipio de Pontevedra el 22,8 % del territorio supera esos 200 berequeles y un 10,5 % pasa de los 300. Pero la tasa es especialmente llamativa en municipios como Campo Lameiro, donde el 100 % del territorio supera esos 200 berequeles y el 33,3 % supera los 300 o Bueu, donde el 71,4 % del suelo también está por encima de ese baremo de los 200.

Aunque está comprobado que entre un 3 y un 14 % de los cánceres de pulmón se deben a la exposición al radón, en Galicia no se están tomando demasiadas medidas al respecto. Eso sí, la preocupación empieza a estar patente entre la población de la comarca, que hace consultas sobre el gas en sitios como la AECC de Pontevedra o también en los concellos. «Sabemos que temos unha concentración alta e de feito sumámonos a un proxecto que estaba facendo a Diputación ao respecto», señalaba ayer Félix Juncal, el alcalde de Bueu.

Eliminar el radón -un gas insípido, invisible e inodoro- del subsuelo ni es posible ni necesario. Se trata de evitar que esté en contacto con las personas, ya que al filtrarse por las rendijas desprende unas partículas radiactivas que al inhalarse se adhieren al tejido pulmonar. En el exterior no hay riesgo, el problema está en habitáculos cerrados en los que se permanece muchas horas.

¿Por qué en unos concellos de la comarca hay más tasa de radón que en otros? Depende de varios factores. El granito no es el mismo en todos los sitios. Además, conforme se hacen mediciones se va afinando la tasa. Puede que dentro de un edificio en el que se midió no haya radón y en otros sí, de ahí que la estadística varíe. En Pontevedra se hicieron 57 mediciones. En Bueu solo siete.

«Pregúntanos polo tema do radón a xente que fai restauracións», dicen los arquitectos

Manuel Abelleira, presidente de la delegación pontevedresa del Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG), asiente con la cabeza cuando se le pregunta si es consciente de la preocupación creciente entre la población por la concentración del radón. «Si, cada vez hai máis persoas con información sobre isto e pregúntannos polo tema do radón a xente que fai restauracións», señala Abelleira. Este profesional explica que con las construcciones que se hacen de nuevo no hay problema porque no suele quedar granito a la vista, pero sí con las restauraciones: «Danse casos no que unha obra en vez de mellorar o tema do radón empeórao. Por exemplo, alguén que restaura un soto e o converte nun salón no que vai pasar moitas horas. Ten que estar garantida a ventilación, que polo que parece é o mellor método para que baixe a presenza de radón», dice.

Abelleira señala también que recientemente acudió a unas jornadas en Santiago en las que se abordó el problema del radón y que el colegio que preside se está planteando hacerlas también en Pontevedra. «É un tema que preocupa e que interesa é parécenos que son necesarias aquí outras xornadas», indica.

Petición de mediciones

Quienes estén preocupados por el nivel de radón deben saber que hay empresas que se dedican a hacer mediciones y a poner solución a su incidencia. También atiende a solicitudes de mediciones el Laboratorio de Radón de Galicia, que cobra 100 euros por cada una. El presupuesto para eliminarlo de las casas suele ser de entre 2.000 y 3.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La concentración de gas radón es de riesgo en doce concellos de la comarca