La Brilat ultima el despliegue de 700 militares en el Líbano en noviembre


pontevedra / la voz

En el transcurso de una visita institucional a la base de la Brilat, el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, se ha interesado por los próximos despliegues de la brigada «en su misión de vigilancia, observación y mediación en la Línea Azul del Líbano». En total, a partir de noviembre, unos setecientos miembros de la Brilat formarán parte de las Fuerzas de Paz de la ONU -los cascos azules-, debiendo garantizar la seguridad en un área fronteriza entre el Líbano e Israel, donde España es responsable del sector Este, «el más complejo e inestable».

De este modo, la misión está vinculada a la pacificación de este espacio, por lo que los militares «se centrarán en labores de vigilancia, observación y mediación para evitar enfrentamientos. Para ello, los miembros de esta unidad que está desplegada en Asturias, Pontevedra y Valladolid se han preparado en Zaragoza».

Paralelamente, el pasado mes de agosto, una treintena de soldados se desplazaron al Líbano como encargados del reconocimiento de la zona. En este marco, Javier Losada, que estuvo acompañado por la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, fue recibido por el jefe de la brigada, el general Antonio Romero, quien le trasladó el funcionamiento de esta unidad «que está especializada en trabajar en terrenos difíciles con cualquier clima».

Simultáneamente al despliegue en este país, la Brilat participará en una misión en Malí, donde «desarrollará funciones vinculadas a la pacificación de un territorio que estuvo en conflicto entre el 2012 y el 2015»

Por otro lado, Javier Losada incidió en las virtudes de la Brilat, «una unidad cohesionada, moderna, operativa y con personal de acreditada competencia».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Brilat ultima el despliegue de 700 militares en el Líbano en noviembre