Un oro en la Copa del Mundo que vale el billete a Tokio 2020

El tirador pontevedrés, Juan Saavedra, es ya el primer español clasificado para los Juegos Paralímpicos, los quintos de su carrera


El gallego Juan Saavedra estaba ayer más que satisfecho, como decía a última hora de la tarde, «se puede decir que esto es un dos por uno». Habla de un dos por uno porque la victoria en la Copa del Mundo de tiro de Chatearoux (Francia) le da una medalla de oro y el billete que necesitaba para representar a España en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. «Estoy feliz, sabía que tenía muchas posibilidades, venía aquí a ganar y al final conseguí la plaza», explica el tirador pontevedrés desde Francia.

Es el primer billete de un deportista español para las Paralimpiadas. Saavedra logró ayer el primer puesto en la final de la modalidad de 50 metros carabina libre tendido R6 con una puntuación de 248.1, por delante del estadounidense John Joss, plata, y del británico Matt Skelhon, bronce, dos de los rivales más duros que el tirador se encuentra en el circuito internacional.

A pesar de la tranquilidad que da tener el pase directo a Tokio 2020, Saavedra es ya un experto en Juegos Olímpicos. La participación dentro de dos años será la quinta en su carrera deportiva. Ya vivió Sidney, Atenas, Londres, Río y ahora se prepara para viajar a Tokio «a por el oro», advierte. Y es que solo ha vuelto con medalla de Londres. «Tengo la plata, ahora toca algo más», concluye el tirador pontevedrés, que tiene una agenda internacional ya muy marcada para ganar en competitividad.

Su próxima parada será en diciembre el Campeonato de Europa de aire en Belgrado y luego acudirá a dos copas del mundo, en Emiratos Árabes y Tokio. «El de Japón es una especie de precompetición para evaluar el estado del campo», subraya. Pero el verdadero ensayo será en octubre del 2019 con el Campeonato del Mundo, que se disputará en Australia. Su participación en esta prueba tendrá una doble finalidad, por un lado ver su estado de forma y por otro, cómo está el de sus rivales.

Actualmente el americano Joss y el británico Skelhon, a los que venció ayer, son los más fuertes, «pero hay un tirador en Emiratos Árabes muy bueno que ya me arrebató el oro en Londres», puntualizó ayer tras ganar la Copa del Mundo en R6, la misma modalidad con la que viajará a los Juegos Olímpicos.

Entrenamientos complicados

El éxito de Saavedra tiene una cruz, que es son sus entrenamientos. Hace tres años se quejaba en La Voz de Galicia del mal estado de las instalaciones donde entrena en el campo de tiro de Cernadiñas Novas. Hoy la situación sigue prácticamente igual. «Está algo más limpio, pero nada más, para entrenar con arco electrónico tengo que hacer 700 kilómetros hasta Logroño, no es lo mismo un blanco en papel que uno electrónico», lamentaba ayer el deportista olímpico, que pese a esta precariedad es un referente nacional en la disciplina.

A sus 44 años asegura que aún le queda mucha guerra por dar. El oro de ayer es solo el primero. «Esta no va a ser mi última olimpiada, soy aún muy joven», bromea Saavedra, que compite sin parte de su brazo izquierdo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un oro en la Copa del Mundo que vale el billete a Tokio 2020