Pontevedra tiene 23 restaurantes o bares que facturan más de un millón

El padrón del IAE refleja un incremento del número de actividades sujetas al impuesto


Pontevedra / la voz

El Concello de Pontevedra tiene estos días a exposición púbica el padrón del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), que desde la reforma fiscal llevada a cabo del 2004 solo es obligatorio para aquellos negocios que facturan más de un millón de euros anuales.

El Concello prevé expedir este año un total de 907 recibos, a los que hay que sumar 92 liquidaciones fruto en su mayor parte de las labores de inspección llevadas a cabo en los últimos años. La cifra es recibos es considerablemente superior a los 776 que se emitieron hace apenas dos años, en el 2016, que fue el año con el peor saldo de los últimos seis. La actividad económica en el municipio está según estos datos municipales, en su mejor momento desde que en el 2013 se expedían 845 recibos.

En total son 1.015 los negocios que, según los servicios tributarios municipales, registran en la actualidad una facturación anual por encima del millón de euros. La razón de que no coincida ese numero con el de recibos emitidos (907) es que en los tres primeros en que se alcanza esa cifra de negocio, se está exento de tributar el IAE.

El Concello de Pontevedra prevé recaudar este año 2,2 millones de euros del IAE. Es la cifra más alta desde el 2015, cuando el padrón ascendía a 2,4 millones). El último año por debajo de los dos millones fue el 2013 (1,8 millones)

De la relación por actividades de sujetos pasivos sometidos al IAE este año cabe destacar algunos datos curiosos. Tal vez el más llamativo es la existencia de 23 bares o restaurantes que están sometidos a la tributación en Pontevedra. Es decir, que registran una facturación anual por encima del millón de euros. En el 2013 eran 18.

Aunque la banca sigue encabezando el ránking con 48 sucursales abiertas en el municipio, también es la actividad que mayor retroceso ha sufrido: en los últimos seis años han cerrado 18 oficinas, según se desprende de los datos del IAE. El segundo puesto en ese ránking de actividades que facturan más de un millón de euros se sitúan los comercios al por menor de textil (38 negocios) y las firmas de promoción inmobiliaria (36).

Otros negocios

Además, hay 27 negocios de reparación de automóviles o bicicletas que entran en el rango del IAE, así como 22 establecimientos de comercio al por menor de pan, pasteles o lácteos, el mismo número de los que se dedican a productos alimenticios y tienen una superficie de al menos de 400 metros cuadrados.

Un dato curioso es el de la evolución de las farmacias pontevedresas. En el 2013 aparecían dos en el padrón del IAE, en el 2016 pasaron a ocho, y en el último han bajado a cuatro.

En el otro lado de la balanza se sitúan aquellas actividades económicas que han desaparecido del padrón del IAE. Son actividades como guardia y custodia de vehículos en solares, centros de enseñanza, canteras o comercios mayoristas de muebles, entre otras. Obviamente, no quiere decir que estas actividades hayan desaparecido del municipio, sino que ahora mismo no hay ningún negocio de estos sectores que facture más de un millón al año.

Aunque hay 18 sucursales menos que en el 2013, la banca sigue a la cabeza del ránking

Las inspecciones municipales incrementaron la recaudación a partir del 2013

En el año 2012, el Concello de Pontevedra puso en marcha año 2012 el Concello de una serie de inspecciones de diversos tributos con el fin de perseguir el fraude y fomentar lo que el concejal de Facenda, Raimundo González (BNG), define como «equidade fiscal». Es decir, que paguen todos aquellos que tienen que hacerlo. En aquella planificación entraban el impuesto de bienes inmuebles (IBI), la llamada «tasa del 1,5 %», que se cobra a las empresas de servicios que emplean dominio público (subsuelo o volado) para servir gas, telefonía o electricidad, y el impuesto de actividades económicas (IAE).

Desde el 2013, primer año en que comenzaron a girarse los atrasos detectados, las inspecciones del IAE ha supuesto unos ingresos a mayores de 1,3 millones de euros. La cifra era alta al iniciarse las inspecciones (casi cuatrocientos mil euros en el 2013), y ahora se sitúa en poco más de cien mil.

85 casos detectados

Entre el 2013 y el 2015 las inspecciones se centraron en las actividades industriales y talleres del municipio y en las empresas radicadas en el polígono de O Campiño, con un resultado que desde el Concello se calificó de «excelente»: se detectó que 85 empresas estaban defraudando en la liquidación del IAE.

Tras un año de parón, en el 2017 el Concello volvió a contratar a una empresa externa para una nueva campaña de inspecciones. En este caso se centralizaron los controles en las gasolineras y empresas de juego. Esta fase está todavía en marcha.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pontevedra tiene 23 restaurantes o bares que facturan más de un millón