La Xunta pide no alarmar con el Umia y Caldas replica que el río no está bien

Administración autonómica y Concello discrepan sobre quién tiene que limpiar el tramo fluvial urbano

.

caldas / la voz

Escalada de reproches sobre la situación del embalse teñido de verde de la cianobacteria Microcystis tras la escalada de la tensión entre el Concello de Caldas, que impulsa un frente unido de alcaldes de la cuenca en defensa del río, y la Xunta. El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Tourís, trasladó ayer un «mensaxe de tranquilidade aos veciños», insistió en que «nunca houbo presenza de toxina no río nin no encoro» y que esto «garante o seu uso para o consumo». Por su parte, el alcalde caldense, el socialista Juan Manuel Rey, aseguró tras su reunión con Tourís que «el embalse no supera una inspección ocular sin más» y que es una «tomadura de pelo que tengan kilómetros y kilómetros del río en estas condiciones».

A la salida de la reunión de emergencia, con los portavoces municipales de Caldas, Tourís indicó: «Non existe problema algún para o uso para o consumo da augas nos concellos de CAldas, Portas, Vilagarcía e no resto da Mancomunidade do Salnés. O comité e consciente diso, polo que lle rogamos que teñan moito coidado con alarmar á sociedade sen necesidade». Rotundo, destacó: «É importante explicalo ben». En el Umia, Sanidade «non detectou toxina microcistina, producida por algunhas cianobacterias, tamén coñecidas como microlagas verdes azuladas». Los niveles están por debajo de la franja preventiva de la OMS.

Todas las potabilizadoras de la cuenca del Umia «son capaces de eliminar» tanto la Microcystis como la toxina si llegase a producirse. Tourís incidió expresamente en la mejora de la captación de Segade en este sentido.

Por su parte, el alcalde admitió que el agua de Caldas se puede beber, pero añadió que esto no es consecuencia de la Xunta, sino de los «esfuerzos del Concello». Rey se queja de que cada verano se reproduce el problema de la cianobacteria sin que la Xunta mueva un dedo, o al menos sin que dé con una solución para un problema que ella misma creó.

Tourís le recordó al alcalde que la Xunta no pidió que se prohibiese el baño en Segade, sino que recomendó colocar un cartel que aconsejase no hacerlo. Con 27.750 partículas de Microcystis por mililitro aún se está lejos de la barrera de los cien mil, que impone la prohibición del baño. Rey se defiende señalando que, ante el creciente deterioro del río el gobierno prefirió «curarse en salud» y prohibir el baño, «dando más visibilidad al problema del río».

En cuanto a la limpieza del tramo urbano, Tourís insiste en que es competencia del Concello y que la Xunta está «disposta a chegar a acordos de colaboración», siempre con informes técnicos y con el uso de métodos manuales. Rey indicó que el Concello lleva pidiendo ese acuerdo para la limpieza del río reiteradas veces, aunque añadió que no existe ninguna ley que exima a la Xunta de atender el tramo fluvial urbano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta pide no alarmar con el Umia y Caldas replica que el río no está bien