El Concello pagará hasta 537 euros al mes a familias que carezcan de ingresos

Marea pedirá responsabilidades políticas por el retraso de la renta social municipal


Pontevedra / La voz

Tras cerca de dos años de tramitación, el Concello de Pontevedra dispone ya de un borrador de la ordenanza que regulará la renta social municipal. Una medida con la que se pretende facilitar una prestación económica a aquellas familias que carezcan de otros ingresos y estén en riesgo de exclusión social. La habilitación de esta renta fue una propuesta de Marea Pontevedra, que la incluyó en la negociación del presupuesto municipal del 2016, que finalmente el BNG sacó adelante gracias a la abstención de los dos ediles del grupo.

La tardanza en sacar adelante la ordenanza -el expediente no se completó hasta esta misma semana y aún ha de pasar por comisión y por el pleno antes de su aprobación- llevará a Marea a exigir «responsabilidades políticas» al gobierno local. Lo hará en el pleno de la próxima semana a través de una moción sobre la que el portavoz, Luis Rei, declinó ofrecer más detalles.

El borrador de la futura ordenanza sí se hizo público ayer, y describe la renta social municipal como una «prestación económica de carácter periódico e temporal dirixida a aqueas persoas cuxos recursos económicos resulten insuficientes para facer fronte a gastos específicos de carácter ordinario, co fin de previr, evitar ou paliar situacións de marxinación social».

Del documento difundido por el gobierno local se puede anticipar que la prestación municipal tendrá un importe máximo de 537,84 euros mensuales para familias de tres o más miembros. Esa es la cifra del «indicador público de renta de efectos múltiples» (IPREM) para este año 2018. En el caso de que la renta municipal la solicite una familia con único miembro, será por el 75 % de esa cantidad; y si es una familia de dos miembros, el 90 %.

El borrador especifica además que la renta municipal se concederá por un plazo de seis meses, que podrán prorrogarse hasta los doce como máximo. Además, se detalla que será incompatible con otros ingresos, específicamente con la renta de inclusión social de Galicia (Risga).

Requisitos

Los hipotéticos perceptores serán valorados por el equipo del área de Benestar Social, y tendrán que cumplir una serie de requisitos como tener 18 años -aunque hay determinadas excepciones-, estar empadronado en Pontevedra, no tener derecho a percibir la Risga ni pensiones no contributivas y que los ingresos de la unidad familiar no superen el 75, el 90 o el 100 % del IPREM en casos de familias de un solo miembro, de dos o de tres o mas, respectivamente.

El borrador de la ordenanza será entregado al resto de grupos políticos municipales para que estos puedan hacer aportaciones en una comisión de Benestar Social que se celebrara la próxima semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello pagará hasta 537 euros al mes a familias que carezcan de ingresos