La hora de las oportunidades

Las bajas de Adrián León, Nacho Loenzo y Pibe obligan a dar un paso al frente a los jugadores granates con menos protagonismo

.

El fin de semana puede ser la hora de dar un paso al frente para parte de la plantilla que habitualmente goza de menos minutos. Las bajas del Pontevedra en la zona defensiva abren la puerta de las oportunidades. «Es el momento para que muchos puedan dar un paso al frente», explica Luismi, que estos días analiza cómo cubrir las ausencias de Adrián León y Nacho Lorenzo, además de la de Pibe. Los dos primeros son habituales en el once granate y se caen de la convocatoria por sendas lesiones. El cántabro, que en lo que va de Liga jugó 117 minutos, sufre una fuerte contractura, que puede mantenerle al margen del equipo hasta diez días, mientras Nacho podría alargar su baja hasta las seis semanas.

«También andaba Churre con una pequeña molestia y no es bueno arriesgar viendo como estamos de efectivos», señala el técnico granate, que tampoco podrá contar con Pibe: «Ya está mejor, pero esta semana es precipitado contar con él, para la que viene estará disponible». Lorenzo y Víctor Vázquez, Churre, son los jugadores que más minutos han disputado en la línea defensiva, con 180 y 132, respectivamente. Este último tuvo que salir del terreno de juego en el último encuentro contra la Cultura por un problema en la rodilla como consecuencia de una jugada con balón.

Con estos contratiempos diseña ahora Luismi un once competitivo para salir ante el Navalcarnero, uno de los equipos más fuertes de la competición, que luchan por el play off de ascenso como ya hizo la temporada pasada. Además, el Pontevedra adelanta este fin de semana el partido al sábado. Jugará en el Mariano González a las 18 horas, lo que obligará a salir al equipo de Pontevedra el viernes después del entrenamiento.

A pesar de las bajas confirmadas, la semana también trajo buenas noticias para la casa granate, que recupera a Campillo y a Pedro Vázquez. La vuelta del defensa vigués después de una semana aquejado de gastroenteritis abre las posibilidades a Luismi, que le puede dar sus primeros minutos en Liga. De los habituales solo tiene ahora a David Castro, que jugó el último encuentro completo, con Nacho López en el extremo derecho. «Hicimos una plantilla para poder solucionar este tipo de situaciones», reconoce Luismi, que espera vencer al Navalcarnero y hacer válidos los primeros tres puntos conseguidos en casa. Es una salida importante para los granates, pero el técnico asegura que el equipo está madurando, pero las dos jornadas de liga están demostrando algo que temían, la competitividad del grupo 1 de Segunda B. «Hay tres o cuatro equipos que pueden marcar algo la diferencia, pero estamos todos muy igualados, hay que estar al 100 % en todos los encuentros», indica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La hora de las oportunidades