Los trajes, símbolo de Feira Franca

Los comercios exprimen los últimos días con ventas y alquileres antes de la fiesta medieval pontevedresa

.
S.B.
Pontevedra / la voz

Una nueva Feira Franca está a la vuelta de la esquina -mañana, viernes, y el sábado- y en las calles y plazas ya se nota el ambiente. Los amigos se ponen de acuerdo para reservar sitio para comer, los más pequeños estudian qué obradoiros son los más atractivos y los menos precavidos, que no son pocos, acuden a los locales de venta de trajes para adquirir su vestimenta.

Los comercios añoran una época pasada, cuando la Feira Franca era novedad y la mayoría de participantes no tenía vestimenta. «Ahora la gente reutiliza el de otros años, hace algún apaño en casa o lo lleva a alguna modista», comenta Rayco García, empleado de Disfraces Teucro, un local dedicado y volcado a la fiesta medieval de Pontevedra. Situada en la plaza que lleva el mismo nombre de la tienda, fue pionera en el alquiler y venta de trajes: «Ahora se nota menos venta por la competencia, pero la semana previa es donde tenemos más clientela». La compra a través de Internet está a la orden del día, algo que puede convertirse en un problema para los negocios. Los comercios se ven favorecidos, por tanto, gracias a los «menos previsores», los que dejan el plan para última hora. «Juego de Tronos nos hizo daño», relata entre risa y resignación María López, de la tienda Mititas. «La gente quiere vestirse como sus personajes favoritos y acuden a plataformas como Amazon, donde hay de todo», aunque reconocen que la calidad no es la misma y, en muchas ocasiones, se ven obligados a asistir al comercio local, donde en su inmensa mayoría están hechos a mano y son exclusivos, es decir, no hay uno igual que otro.

El pueblo siente predilección por vestirse de campesino o guerrero, «vestidos de rico, pocos», explican desde las tiendas. Por una parte es debido a que su precio es más elevado y, por otra, a que la ropa humilde es algo más fresca que la del rico, algo que se agradece en esta época del año.

Los precios de los trajes oscilan entre los 40 y 50 euros en términos de compra, siendo su alquiler, más o menos, la mitad. En ocasiones, los establecimientos se encuentran con problemas en la devolución de trajes, por manchas o roturas, viéndose obligados a pedir una fianza.

Un dispositivo especial de tráfico se pondrá en marcha manaña

La Feira Franca genera un importante tránsito de personas y vehículos que, como en toda fiesta, afecta a la ciudad en cuanto a las entradas y salidas de la misma.

Por ello, el Concello ha organizado un dispositivo especial de tráfico, donde participa la Policía Local, Protección Civil, los bomberos y voluntarios, con el fin de minimizar los inconvenientes que acarrea el acto.

Las calles que se verán afectadas por cierre, entre viernes y sábado, son toda la zona monumental, el entorno de la plaza de toros, Arcebispo Malvar, Galera, Michelena, Maestranza y el tramo peatonal de Benito Corbal y Peregrina.

El espectáculo medieval, que se celebra el día 1 en la Praza de Toros, obliga a cerrar la circulación en su entorno a partir de las 14 horas, por lo que se recomienda acudir con antelación para acceder a los aparcamientos públicos más próximos, a los disuasorios, a las zonas de estacionamiento perimetrales o bien acudir andando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los trajes, símbolo de Feira Franca