Llegan cambios al mapa viario de Pontevedra

La coincidencia de varias obras ya en marcha o de inicio inminente darán un vuelco a la movilidad en el municipio


Pontevedra / La voz

Pontevedra está viviendo una especie de «oleada» de nuevas infraestructuras viarias. Tras mucho años de práctica sequía en este campo -los únicos proyectos de importancia en los últimos tiempos apenas fueron la reforma del nudo de O Pino y el desdoblamiento de la avenida de Vigo- actualmente coinciden en ejecución o de inminente inicio hasta cinco proyectos que darán un vuelco al mapa viario local. Y prácticamente todos ellos tienen una característica común: son proyectos de nueva planta, que no afectan a estructuras ya construidas, lo cual hace posible su ejecución sin excesivas afecciones al tráfico.

La más importante es la A-57, que será la primera circunvalación de la única capital de provincia española que carece de este tipo de vía. Aún restan años e obras y decenas de millones de inversión, pero los trabajos están en marcha en el primer tramo (Vilaboa-A Ermida), y en tramitación los otros dos que habrán de llevar el vial hasta Barro.

En los último días arrancaron los trabajos de construcción de la Rolda Leste que ejecuta la Diputación merced a un convenio con el Concello y facilitará un nuevo acceso al hospital Montecelo. En esta misma zona se ejecuta ya la rotonda de Príncipe Felipe, de la que nacerá el nuevo vial que rodeará al futuro hospital único. Se trata esta obra de la única que afecta al tráfico.

Luego están dos proyectos que se esperan inminentes. Por un lado, la variante de Alba, un vial que unirá las carreteras de Santiago y Vilagarcía, demandada desde hace años, que ejecutará la Xunta y de la que el Concello vaticina que «moi pronto» habrá noticias en forma de proyecto definitivo. Y, por último, el nuevo acceso a Monte Porreiro desde Tafisa, que también surge del entendimiento Concello-Diputación, cuya ejecución es inminente y que aliviará el sobrecargado tráfico por la orilla del Lérez.

El concejal de Infraestruturas, César Mosquera (BNG), directamente implicado en tres de los proyectos en su condición de vicepresidente de la Diputación, destaca que al margen de la A-57, los otros cuatro son proyectos «non excesivamente custosos falando de infraestruturas, pero que resolverán problemas moi importantes». Mosquera subraya que se trata de proyectos que ya fueron planificados en el 2004 en aquella famosa M-4, la mesa por las infraestructuras a la que se sentaron Concello de Pontevedra, Diputación provincial, Xunta y Ministerio de Fomento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Llegan cambios al mapa viario de Pontevedra