Ribeiras do Morrazo, el vino «oceánico» que quiere darse a conocer

La Indicación Xeográfica Protexida lanza una campaña promocional bajo el lema «Que hai nesta botella?»


Pontevedra / la voz

Si una agrupación de cosecheros, bodegueros y viticultores pone en marcha una campaña promocional bajo el lema Que hai nesta botella?, la respuesta parecería obvia: un vino de tales o cuáles características. Pero tratándose de la Indicación Xeográfica Protexida (IXP) Ribeiras do Morrazo, la respuesta no puede ser tan simple. En este caso, la botella contiene mucho más: «Un territorio vivo, unha paisaxe cultural, sustentabilidade e economía local, un viño fresco e oceánico... de calidade».

Eso es lo que dice la campaña. Pero dentro de la botella de Ribeiras do Morrazo hay todavía más cosas, según indicó ayer el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), que es el presidente del Grupo de Desenvolvemento Rural Pontevedra-Morrazo cuyo respaldo fue clave para lograr la IXP. «Hai desenvolvemento rural, hai un proxecto de fixación de poboación, hai potencialidade, hai unha viticultura de calidade e hai futuro», señaló.

Responsables del GDR, de la IXP y de la Xunta presentaron ayer la campaña de promoción, que pretende «o recoñecemento social» de los vinos de Ribeiras do Morrazo en un doble sentido: tanto dinamizar la viticultura en los ocho municipios que forman parte de la IXP como posicionar los vinos de cara al mercado.

Para ello contaron con el vicepresidente de la Asociación Galega de Sumilleres, Antonio Portela, que también es bodeguero en la zona. «Estamos diante duns viños frescos, con personalidade, autenticidade e carácter. O futuro da IXP de cara ao mercado é inmenso».

En la actualidad hay solo cuatro bodegas certificadas en el ámbito de la IXP, pero el territorio que abarca tiene potencial para muchas más, ya que muchos pequeños cosecheros que no se sumaron todavía al proyecto. José María Tobío, gerente del GDR, calcula que Bueu, Cangas, Moaña, Marín, Vilaboa, Pontevedra, Poio y Redondela -los municipios que forman la IXP y que en su día quedaron fuera de la D.O. Rías Baixas- suman unos 25.000 viticultores que cuentan con algo más de 73.000 parcelas de viñedo en alrededor de 1.500 hectáreas. Lograr que esa producción no se abandone es uno de los objetivos de una campaña de promoción, que busca demostrar que la viticultura puede ser rentable en Ribeiras do Morrazo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ribeiras do Morrazo, el vino «oceánico» que quiere darse a conocer