Un pregón feminista abre la Peregrina

María Varela alaba Pontevedra en un inicio de fiestas marcado por las quejas de la Policía Local


pontevedra / la voz

«Hoxe, sobre todo, gustaríame que sintades que aquí, neste pazo de Mugartegui, están todas as mulleres de Pontevedra, de nacemento ou de sentimento. Que vos vexades vós representadas. Porque este ano é un pouco máis noso». Así expresó la periodista María Varela su homenaje a la mujer en el pregón de la Peregrina, donde hizo un alegato en defensa de la contribución de las pontevedresas a la sociedad y con un carácter reivindicatorio del feminismo. «Este camiño cara a igualdade, que emprendemos e que, desde o 8-M, parece ensancharse, que nos asoma tamén aos balcóns das festas, ten que servir para darmos xuntas a benvida aos días grandes de Pontevedra». Añadió: «Pero tamén para dicirvos que viñemos para quedar; para construír un mundo un pouquiño mellor e seguir relatando a crónica da cidade coa nosa ollada».

A lo largo de la lectura del pregón, los nombres de mujeres se fueron sucediendo como una muestra de una sociedad aperturista y que se caracteriza por su oferta cultural, social y deportiva. Así pues mencionó a escritoras como María Victoria Moreno, Montse Fajardo o Fina Casalderrey, deportistas y campeonas como Teri Portela, Teresa Abilleira o Tamara Echegoyen.

En su discurso de apertura de los festejos de la capital del Lérez, Varela no escatimó elogios a una Pontevedra a la que vino a trabajar hace ahora 18 años. «Preguntáronme varias veces nos últimos días que é o que máis me gusta de Pontevedra», indicó. A esta pregunta, respondió: «Sempre dixen o mesmo: unha cidade da que pouco a pouco vas namorando; unha cidade sempre viva, no inverno ou no verán, ateigada de nenos dentro e fóra das estatísticas que lle confiren o título de vila máis nova de Galicia, onde está o noso futuro».

Varela recordó que su llegada a Pontevedra coincidió, precisamente, con una ciudad en fiestas. «Daquel primeiro día de agosto lembro un bocadillo xigante e unha charanga que enchía de música o labirinto de rúas e prazas que era o centro histórico antes de coñecelo». Con la perspectiva que ofrece el tiempo, esta periodista se siente como una pontevedresa más y muy orgullosa de serlo. Para ella, Pontevedra es «unha cidade pioneira que hoxe é o espello no que se miran urbes de todo o mundo».

Concentración de agentes

La ceremonia del pregón tuvo, este año, su nota diferencial. Desde antes de que saliese al balcón la representación municipal, un grupo de agentes de la Policía Local se concentró en frente con pancartas y unos sonoros pitidos que no pasaron inadvertidos a nadie. Pitidos que fueron más fuertes cuando la edila Carme da Silva se dirigió al público para presentar a la pregonera; y que tuvieron su eco también cuando el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, dio los vivas a Pontevedra y a las fiestas, en el momento de lanzar el chupinazo.

Los agentes pedían que el Concello atendiese sus reivindicaciones, pero su presencia en la plaza tuvo sus momentos de tensión, llegando a increparles algunas de las personas del público. El alcalde, al acabar, afirmó que «hai tempo para todo e medidas e medidas». Lores entendía que el pregón no fue el mejor lugar para esta protesta. «Hai xente que se dedica a defender os seus privilexios persoais, pero iso non é o que entenden os cidadáns, que entenden que cando hai festa, hai festa», concluyó.

«Pontevedra, unha cidade pioneira que hoxe é o espello no que se miran urbes de todo o mundo»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un pregón feminista abre la Peregrina