BNG y PSOE sostienen que Elnosa debió negociar un traslado y el PP confía en que la situación dé un giro

M. g.
pontevedra / la voz

El negro futuro que pesa sobre la empresa Elnosa y su plantilla suscitó este jueves reacciones de los grupos políticos del Concello de Pontevedra. Después de que el comité de empresa anunciara el cierre a partir del 29 de julio -plazo máximo para que se resuelva el expediente de caducidad de la concesión de Costas- y horas más tarde lo dejara en el aire, tocaba valorar la situación.

Desde el gobierno local de Pontevedra, en manos del BNG, la alcaldesa accidental, Carme da Silva, fue tajante: «Por unha setenza recente Elnosa carece de autorización ambiental integrada (AAI) e, polo tanto, é imposible que teña unha prórroga dunha concesión unha instalación que non ten esa autorización». La concejala hizo hincapié en que tanto la electroquímica como Ence «hai moitos anos que saben que non poden estar aí». «A dúbida que nos entra -subrayó- é a capacidade de negociación que tivo Ence e que tivo Elnosa. Ence negociou quedar e utilizou o aparato da Xunta e do Estado para quedar, e Elnosa anda niso, porque un día di unha cousa e outro outra». La edila llegó a decir que en su día compraron «un desguace» cuando tendrían que desaparecer de esa ubicación, «algo que non se permite en ningún lugar», y haber impulsado un traslado.

Por su parte, el presidente local del PP, Rafa Domínguez, calificó el momento que vive Elnosa de «suma preocupación», aunque confía en que la situación todavía pueda dar un giro. El concejal aprovechó para cargar contra nacionalistas y socialistas. «Ante la incapacidad de BNG y PSOE vemos que 60 familias se van a ir a la calle», y añadió que «el alcalde es hostil a las empresas, no le preocupan, le molestan».

Desde las filas socialistas optaron por la prudencia. Su portavoz municipal, Agustín Fernández, aludió a los trabajadores. «Nós queremos ser prudentes e esperar á resolución administrativa. Os socialistas levamos anos instando á empresa a que negocie o seu traslado. Desgraciadamente, os empresarios pensaron pouco nos traballadores». Por su parte, María Rey, de Ciudadanos, también puso el foco en la plantilla. «Quienes lo pagan son los trabajadores de Elnosa en Pontevedra. La empresa ha realizado una mala gestión y el grupo de gobierno nunca ha respaldado a la plantilla», aseguró.

Asamblea

El presidente del comité de empresa de Elnosa, Avelino García, explicó a los trabajadores, reunidos en asamblea, la incertidumbre que se mantiene sobre la electroquímica. García indicó que ayer no tuvieron noticias de la empresa y que el segundo ERE se aplicará a fin de mes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

BNG y PSOE sostienen que Elnosa debió negociar un traslado y el PP confía en que la situación dé un giro