Alertan de la falta de familias para acoger a menores

La asociación Manaia, hasta ahora volcada en la adopción de niños, amplía sus fines a esta medida de protección infantil

.

pontevedra / la voz

Manaia, la Asociación Galega de Axuda á Adopción, nació en la ciudad de Pontevedra hace doce años. El colectivo surgió de la propia necesidad que tenían las familias adoptantes, que muchas veces se encontraban solas para afrontar el siempre complicado proceso de llegada y adaptación de los menores a su nuevo hogar. El coordinador de proyectos de Manaia, Antón Mouriz, anunció este miércoles en la Casa Azul que la asociación da ahora un paso más en las medidas de protección a la infancia incorporando a sus fines el acogimiento familiar.

La razón, que hacen falta más familias acogedoras para evitar, en la medida de la posible, que haya niños que tengan que crecer en un centro. Según los datos ofrecidos por el colectivo, que son del año 2015, de las 300 familias acogedoras que había en el banco de la comunidad fueron 163 las que lo hicieron efectivamente, ofreciendo un respaldo a 202 niños menores de 18 años. En la provincia de Pontevedra fueron 31 familias, que acogieron a 39 pequeños. La nueva Ley de Infancia, señalaron, amplía de los 3 a los 6 años la recomendación de que los menores no vivan en un centro de acogida.

«Levabamos tres anos dándolle voltas. Non sabiamos se integrar este novo fin en Manaia ou facelo por separado. Ao final entendimos que adopción e acollemento en familia allea son dúas medidas distintas de protección á infancia, pero que teñen moitas cousas parecidas», explicó Mouriz. De forma coordinada con Cruz Roja -que es quien gestiona el programa de acogimiento familiar de la Xunta-, Manaia ofrecerá sus recursos a aquellas familias que quieran educar temporalmente a un menor.

Los objetivos que se marcan son analizar la situación real del acogimiento en Galicia, mejorar los procesos, ser un punto de información y encuentro para las familias y contar con todos los actores implicados. «Entendemos que o acollemento é unha das medidas máis importantes en protección de menores, quizais a menos coñecida e menos valorada. Incluso haino de fins de semana e de vacacións», subrayó Mouriz. La responsable de acogimiento de Manaia, Gela Ledo, aludió a que se crearán grupos de ayuda en cada provincia, se contará con un teléfono de urgencia y se ofrecerá formación «antes, durante y después».

La primera actividad en esta nueva etapa de Manaia será la proyección del documental Desamparados, de María Cuenca. Tendrá lugar este sábado, 16 de junio, a las 11.30 horas en el Teatro Principal. Está prevista la asistencia de la directora y de uno de los protagonistas.

Votación
3 votos
Comentarios

Alertan de la falta de familias para acoger a menores