La Policía Local cambia su proceder con los coches que impiden hacer las limpiezas viarias


POntevedra La Voz

El Concello de Pontevedra hace de forma continua zafarranchos de limpieza general en las calles. Previamente, la policía señaliza la zona donde se va a pasar con las máquinas e informa a los conductores de que a partir de determinado día y determinada hora ahí no pueden aparcar. El caso es que, hasta hace poco tiempo, si las máquinas llegaban y había coches que entorpeciesen su labor se tomaban dos decisiones. Si el coche había sido estacionado después de la colocación de las señales de aviso se cursaba la pertinente denuncia y se llevaba el turismo al depósito, por lo que su conductor acababa pagando tanto la sanción como la retirada. ¿Pero qué ocurría con los coches estacionados antes de que se colocaran esos avisos? Esos, lógicamente, no podían ser multados, porque sus conductores no tenían porque saber nada de la limpieza. Así que se cogía esos coches y, sin más, eran trasladados a zonas como la avenida de Buenos Aires o Alexandre Bóveda. Cuando el conductor preguntaban por ellos se le indicaban donde estaban y no le suponía coste alguno.

El caso es que más de un piloto se llevó un buen susto pensando que le habían robado el coche al no toparlo donde lo había dejado. Para evitar estos sustos, la Policía Local de Pontevedra ha cambiado el protocolo de actuación. Ahora, antes de retirar un vehículo que fue estacionado previamente a la colocación de las señales que indican que se va a limpiar, se intenta por distintas vías contactar con el propietario. Si se consigue, se le informa de que o mueve él el automóvil o se le traslada a algún lugar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Policía Local cambia su proceder con los coches que impiden hacer las limpiezas viarias