Unos jugadores de Superdivisión

El Club Monte Porreiro rompe sus expectativas al jugar este fin de semana el ascenso a la élite en categoría femenina y en mayo en la masculina


pontevedra / La Voz

Los jugadores del Club Monte Porreiro están en tiempo de descuento para hacer historia en el tenis de mesa. A solo 24 horas de disputar la fase de asenso a la Superdivisión, los deportistas entrenan sin descanso. Seis días a la semana de adiestramientos y uno de partido. Así se preparan los chicos y las chicas que lucharán por dar el salto de calidad más grande de su historia. Las primeras son las mujeres, que mañana comienzan la eliminatoria. Pocos nervios y mucha ilusión es la única receta que se extiende entre los tableros de Monte Porreiro.

El club, con 40 fichas, es como dice uno de sus entrenadores, Fernando Álvarez, un 600 en una carrera de Fórmula 1. Así se sienten estos jóvenes que buscan hacerse un hueco en una disciplina minoritaria, con todos los inconvenientes que eso supone. «Aquí somos adestradores, xogadores, as veces facemos de taxistas e ata encargámonos das promocións», señala Nacho Fernández, que competirá el primer fin de semana de mayo por un hueco en la élite. Mientras espera ese momento se encarga de entrenar junto a Fernando Álvarez a las chicas que competirán en la fase de ascenso: Noelia Santiago, Noa Bermúdez, Elisabeth Cadilla y Agustina, jugadora argentina, que tiene ficha en Monte Porreiro. «No sé si seré una de las tres que competirán, depende del entrenador, pero estoy súper emocionada», comenta Bermúdez antes de coger la pala en la mano para empezar la sesión diaria de dos horas. Por la renuncia de dos equipos, los cruces de la ronda A enfrentarán al Asssisa Alicante y al Ciudad de Narón, del que saldrá un ascenso directo, y en la ronda B se enfrentarán el Visit Pontevedra con el Leganés Rivas. El domingo a las 11 horas se jugará la fase final entre el perdedor del grupo A y el vencedor del B. «No será fácil, pero daremos el máximo para que todo salga ben, hemos trabajado mucho para poder llegar hasta aquí», reconoce Noelia Santiago, que lleva desde niña entrenando y reconoce que la oportunidad es «única».

Más opciones

En el equipo masculino parten a priori con más opciones. Junto a Nacho Fernández competirán dos jugadores argentinos que entrenen en el centro de alto rendimiento de Oporto. Horacio Cifuentes y Nicolás Galvani tienen ficha en Monte Porreiro. Aunque compiten de forma individual por el resto del mundo, a la hora de defender el ascenso a la Superdivisión, lo hacen con su club. «Es el último escalón que nos queda por subir después de luchar hasta aquí», señala Fernández, quien asegura que son mejores que el equipo catalán con el que se cruzarán. «Son tres rapaces bos xogadores, pero os nosos arxentinos son mellores», explica Fernández, que durante la presentación de la competición animó a los pontevedreses a acudir al pabellón de Príncipe Felipe y respaldar una disciplina que ha ido escalando año a año. Es más, en la categoría femenina están dando más pasos. Además del ascenso a la Superdivisión, las chicas de Primera Nacional también jugarán la fase para jugar el próximo año en División de Honor. Para el presidente del Monte Porreiro, Lucho Álvarez, esté es el año más fructífero de su historia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Unos jugadores de Superdivisión