Un tridente para apuntalar la liga

Añón, Álex González y Eder suman la mitad de los goles granates y esperan seguir marcando para, al menos, salvar seis de los doce puntos en juego


pontevedra / La voz

El empate ante el Guijuelo solo valió para sumar un punto. La única misión granate en la recta final del campeonato es sumar y si se puede de tres en tres. Queda seguir sufriendo, al menos hasta que se consigan seis de los doce puntos en juego que asegurarían la permanencia. Con la mitad de la cuenta sería suficiente para salvarse, pero nadie quiere llegar al partido del Atlético de Madrid con el agua al cuello.

Los máximos goleadores del Pontevedra firmaron con sus pies la mitad de los tantos granates. Añón, con once goles, y Álex González y Eder Díaz, con cuatro cada uno, representan el azote goleador de un equipo que en muchas ocasiones ha estado falto de acierto. «Nos cuesta hacer gol, pero cuando lo hemos hecho tampoco los hemos sabido defender, la falta de gol es relativa», concluye Álex González, que en los últimos partidos ha sumado goles decisivos, como en Navalcarnero o como el de la final de la Copa Federación en Ontinyent. Este domingo se ha quedado fuera por sanción.

En los últimos encuentros han cogido velocidad de crucero y además de hacerse con la Copa Federación, no han perdido desde el 24 de marzo en A Coruña. «Se hai un mes xogamos este partido, o perdemos, pero agora temos unha boa dinámica. Hai que ir a Valladolid coa mesma mentalidade que a de Navalcarnero», explica David Añón, que siente que hay un cambio positivo en la dinámica de juego. «Difícil es, pero creo que podemos sacarlo adelante», señala Alex González, que reconoce que el respaldo de la afición está siendo determinante, incluso cuando juegan fuera, donde en el último partido a domicilio se vieron apoyados por medio centenar de pontevedreses. Ahora el club organiza un viaje a Valladolid por 30 euros, con salida el domingo a las cinco de la mañana. Es una final. «Unha máis», puntualiza Añón, que reconoce que «todos os equipos que estamos ahí temos unha pequena liga. Estamos nunha dinámica moi boa. Conseguiremos o obxectivo».

De tres en tres

Y es que tanto Eder, como David o Álex solo piensan en sumar de tres en tres. Ninguno quiere hacer la cuenta de la abuela ni le da importancia a sumar tantos a su cuenta personal. La falta de gol les ha perjudicado en muchos momentos de la liga, pero los máximos anotadores aseguran que desde la llegada de Luismi «la gente se enchufó y dio un plus al equipo. Hubo cambio en navidad, pero el verdadero fue hace un mes», explica González junto a un Añón que asegura que el técnico vigués trajo «unha mensaxe de bo rollo». Aún así, son pocos los goles que suma el Pontevedra en su cuenta personal. Lleva uno más encajado que marcado. Un desequilibrio que lo ha fijado en la zona baja, aunque en el último mes y medio se ha puesto serio. Se ha enchufado para salir de ahí. «Antes igual faltaba algo de tranquilidad, de creer en nosotros, pero ahora hay actitud», explica Eder Diez, que llegó al club en el mercado de invierno y aunque no ha vivido muchas derrotas a domicilio, reconoce que hasta que jugaron con el Castilla no fue consciente de que «un mínimo error, era un gol».

Los tres coinciden ahora en que la dinámica es tan positiva, que no puede salir nada mal. Quieren sumar tres puntos y al salir de Valladolid empezar a pensar en el siguiente, pero no antes. La salvación es posible, pero no descansa solo en este tridente, sino en toda la masa granate.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un tridente para apuntalar la liga