Pontevedra dice adiós a uno de sus párrocos más queridos

Esta tarde se celebra el funeral en la iglesia de O Burgo donde ayer quedó instalada la capilla ardiente


Pontevedra / La Voz

Numerosos pontevedreses desfilan desde ayer por la iglesia de Santiago Peregrino de O Burgo para rendir un último homenaje al párroco Luis Alcántara, que falleció este viernes a los 75 años.

Casi todo el mundo conocía su delicado estado de salud, pero así a todo la noticia fue recibida por la mayoría con sorpresa y profundo pesar. Celestino Lores, presidente de la Asociación Amigos del Camino Portugués, de la que don Luis fue consiliario y directivo, contaba con su presencia en la gala del 25 aniversario que este colectivo celebrará el próximo 19 de abril en el Teatro Principal, como ha estado en todos y cada uno de los acontecimientos de esta entidad. «Para nosotros ha sido un mazazo», reconoció Tino Lores tras conocer el fallecimiento de su entrañable amigo.

Luis Alcántara siempre será recordado por ser una persona muy cercana a la gente y muy querida, por su activa participación en la vida de esta ciudad y su vinculación con algunas de sus entidades más representativas en el ámbito deportivo, social y cultural.

Natural de Rianxo, desde muy pequeño quiso ser sacerdote, como él mismo contó en estas páginas en más de una ocasión. Estudio en el Seminario de Santiago y en la Universidad Pontificia de Salamanca.

Ordenado en 1968, ejerció como coadjutor y vicario parroquial de la Basílica de Santa María La Mayor, en estrecha colaboración con su párroco más emblemático, Peregrino Reboiras, del que fue un digno sucesor en cuanto a su cercanía y contacto directo con la gente. Ejerció como profesor de Religión del IES Valle- Inclán y el Colegio de Las Doroteas y también como profesor y tutor del Seminario Menor de la Asunción en Santiago.

Su primer destino en esta ciudad, donde residía desde hace medio siglo, fue como párroco de la Iglesia de San Martiño de Salcedo. Allí estuvo cinco años, hasta que accedió a la parroquia de Santa María, primero como coadjutor y, posteriormente, a la muerte de don Peregrino, como administrador parroquial y de nuevo coadjutor con Edmundo Noya Mougán.

En 1996 el Arzobispado de Santiago le encomendó la gran tarea de poner en marcha la nueva parroquia de Santiago Peregrino de O Burgo, desde donde siguió ganándose el cariño de sus feligreses y de los pontevedreses en general.

Luis Alcántara era un hombre muy vinculado al deporte, como capellán del Pontevedra Club de Fútbol y los clubes Teucro y Cines de Balonmano. Realmente, su parroquia era toda la ciudad. Había bautizado, dado la primera comunión y casado a toda una generación de pontevedreses y el cariño que le dispensaban quedó más que demostrado en los múltiples homenajes que recibió en vida.

El velatorio permanece instalada esta mañana en la iglesia de O Burgo, donde a 16 horas se celebrará el funeral. Posteriormente será trasladado a Rianxo para ser enterrado en su localidad natal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Pontevedra dice adiós a uno de sus párrocos más queridos