El Pontevedra se lleva la Copa Federación

Un empate hizo válido la victoria granate en Ontiyent en el partido de ida


Con más público de lo habitual, el Pontevedra saltó al césped de Pasarón para llevarse el título. Y lo consiguió. No en su mejor partido, pero el estadio recuperó la ilusión de ver levantar una Copa. Motivación y trabajo duro le han llevado hasta aquí, para ponerle en bandeja el primer título de la temporada, que los llevará en volandas para afrontar la recta final del campeonato.

Ayer tenían marcador a favor ya de partida, pero le hizo falta para poder levantar la Copa Federación en un partido gris por falta de juego de ambos. Ni los granates, ni el Ontinyent lograron calentar el partido. Escasas opciones y mucho juego en el medio campo en una final que se fue caldeando a medida que avanzaban los minutos.

Arrancó el encuentro con poco nervio en la que la primera ocasión clara casi tuvo que esperar hasta el minuto 17 y llegó en los pies de Sascha Andreu, que pasa a Raúl González desde la izquierda y se va fuera. Desde ahí muchas acciones de barullo en el área, pero sin peligro. El Pontevedra se perdía en las ocasiones y solo defendía las llegadas de los valencianos, que ya era bastante para salvar un resultado que sin hacer nada era favorable. Tal y como estaba la situación lo mejor era que llegase el descanso. A la salida de los vestuarios, la situación empezaba a cambiar. Vicente Parras n inyectó adrenalina en su equipo con dos cambios que dinamizaron el juego y pusieron en riesgo la renta de los granates. La entrada en el campo de Leonardo y Soler pusieron en peligro la meta de Anxo, en más de una ocasión. También las hubo para los granates, que varias veces entraron en el área pequeña, aunque ninguna fue con peligro. La salida de Kevin Presa y Álex González dieron un poco más de fuerza a los granates, que incluso generaron ocasión por la banda izquierda con contraataques rápidos que se frenaban ya dentro del área.

Los minutos corrían y el encuentro se tensionaba cada vez más, hasta que un golpe a Jesús Barbeito provocó una tangana a dos minutos del final, que ha acabado con la roja directa a Matías Ruso por agresión, además de otra expulsión previa del delegado del Ontinyent. En definitiva, acciones que deslucieron una final de Copa, que se reeditaba once años después. Hacían falta alegrías en la casa granate y ayer llegaba la primera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Pontevedra se lleva la Copa Federación