«Si algo es gratis en Internet es porque lo pagas con tus datos»

El especialista en ciberdefensa abordó en el Teatro Principal los principales riesgos de la tecnología


Si por algo destacan las dos primeras décadas del siglo XXI es por la expansión de la digitalización a todo los niveles. Lo que permite desde interactuar con la Administración o empresas hasta conocer la vida de personas anónimas que se encuentran a miles de kilómetros de distancia. Pero todo esto tiene riesgos y es algo que esta tarde -19 horas, Teatro Principal- abordará Pablo San Emeterio, especialista en ciberdefensa, analista de innovación y embajador de ciberseguridad de ElevenPaths, la unidad de ciberseguridad de Telefónica. «La digitalización ha modificado nuestra vida. Nos comunicamos por WhatsApp, Instagram o Twitter, la forma de ver la tele ha cambiado... Todo esto hace más necesaria la seguridad informática en lo que utilizamos en el día a día. Cuando cae WhatsApp nos volvemos todos locos. Parece que se acaba el mundo», sostiene.

-¿Y en este mundo digitalizado cómo se puede proteger el ciudadano de la calle?

-Muchas veces nos quejamos de falta de presupuesto para abordar este tipo de riesgos, pero siempre se pueden tener en cuenta cuatro o cinco cosas sencillas para estar protegidos. Por un lado, tener los equipos al día, actualizados; tener un backup -copia de seguridad-; disponer de buenas contraseñas y estar alerta de cuáles son las principales amenazas que hay a día de hoy.

-A veces, no somos conscientes de lo que estamos autorizando cuando, por ejemplo, instalamos una aplicación en el móvil.

-Claro. En principio, voy a hablar de las principales amenazas a las que se enfrentan tanto empresas como particulares para, posteriormente, hablar de algunos fallos de seguridad históricos. Para mí, las principales amenazas son el malware -software malicioso que trata de infectar un ordenador o un dispositivo móvil-, las fugas de información y el hecho de que donde antes las fronteras estaban claras dentro de las compañías, pues hoy con todos los dispositivos móviles y dependencias tecnológicas con terceros hacen que estas fronteras sean más difusas. Junto con las vulnerabilidades son las que causan todos los fallos de información.

-¿La gente de la calle es consciente de estas amenazas?

-Hay un poco de todo. El que ha sido víctima de un ransomware -programa que secuestra un ordenador y pide un rescate- es consciente de los riesgos que afronta, pero los que, por suerte, no han sufrido ningún ataque son, quizás, menos conscientes. Si te ataca un ransomware que cifra los contenidos del disco duro te deja sin fotos personales o sin las facturas si eres autónomo, te deja vendido.

-Desde su posición, ¿cómo se aborda toda la polémica surgida estos días en torno a Facebook y la filtración de datos de millones de usuarios?

-Desde la perspectiva de una posible venta de datos, los usuarios tenemos que ser conscientes de cuál es el modelo de negocio de estas empresas. No pagas nada por usar WhatsApp, no pagas nada por usar Telegram, Facebook, Instagram, Gmail. Todas estas plataformas, en el fondo, no dejan de ser ordenadores y esos ordenadores consumen luz, disponen de una conexión de datos y, además, bastante potente, requieren de una serie de personas que desarrollan aplicaciones... Tienen unos costes fuertes. Cuando algo es gratis en Internet quiere decir que el producto eres tú. Quizás los usuarios con el caso de Facebook están abriendo un poco los ojos a esa realidad de que si algo es gratis en Internet es porque lo estás pagando con tus datos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Si algo es gratis en Internet es porque lo pagas con tus datos»