«Justicia social» muy lenta

PONTEVEDRA CIUDAD

La circunvalación de Pontevedra, vinculada al proyecto de la pretendida autovía alternativa A-57, acumula un retraso de veinticinco años

08 abr 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Cuando el 19 de octubre de 2015 Ana Pastor, siendo ministra de Fomento, puso la primera piedra de la circunvalación viaria de esta capital, dijo que el desarrollo de esta obra pública «es una cuestión de justicia social con Pontevedra», pues se trata de la única capital de provincia gallega que carece de un periférico.

Treinta meses después, el lunes 2 de abril del 2018, Mariano Rajoy, presidente del Gobierno anunciaba que ese primer tramo en construcción, de poco más de 6 kilómetros entre A Ermida-Marcón y Figueirido-Vilaboa, se estrenará en 2019 (sin precisar fecha).

De los dos tramos restantes que deben prolongar la circunvalación hasta el nudo de Curro, en Barro, las previsiones de consignación financiera no alientan el optimismo, después de conocerse el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que presentaba Cristóbal Montoro justo al día siguiente del acto de Rajoy en Pontevedra.