Primer año: sueño cumplido

El Ravachol sube a Primera Nacional y recuperará a jugadores cedidos para afrontar el reto de optar a División de Honor


pontevedra/ la Voz

El Ravachol Pontevedra ha cumplido su sueño, primer objetivo superado. La próxima temporada jugarán en Primera Nacional, pero ya tienen el siguiente deseo en marcha: jugar en División de Honor. El balance de su arranque en la ciudad es inmejorable. Y es que su historia merece la recompensa.

El pasado mes de octubre comenzaron su andadura en Pontevedra con un equipo de élite formado en su mayoría por jugadores de A Estrada, que tras ganar el ascenso a la máxima categoría tuvieron que renunciar por motivos económicos. Así que Jesús Pereiro, responsable del club, impulsó la creación del Club Ravachol, que el pasado fin de semana ganó la fase final de la Segunda Nacional en la que compiten los campeones de las diferentes ligas territoriales. En el sorteo, el equipo pontevedrés no salía muy bien parado, al tener que medirse al campeón catalán y al valenciano. Parece que eso no le importó y en la ronda de individuales, el club mostró su fortaleza, primero Elena Andreu venciendo a Isabel Martínez, seguida de Sanluís, que ganó a Adrián Ginal y Ana Carbón, que cerró la final contra Esther Montero, poniendo un 4-2 en el marcador. El equipo pontevedrés comenzó la fase final ganando al Canovelles catalán y al Palma para derrotar en la final al Club Bádminton Aspe y el CB Almería. El Ravachol Pontevedra lo completan Noelia Gestoso, María Torres y Iván Darriba.

Ahora les toca descansar y continuar con las pruebas nacionales que tendrán hasta junio, a partir de ahí ya empezarán a pensar en la próxima temporada. En esta batalla han contado también con el respaldo de Rafa Vázquez, entrenador de bádminton en el CGTD. «Llevaba tiempo retirado, pero le pedimos que volviera para ayudarnos a ascender y el año que viene ya no estará», señala Pereiro, que espera para el próximo año recuperar a algunos de los jugadores que tenía en A Estrada y que estuvieron cedidos en otros clubes, como son el caso de Manu Brea y Alex Nogueira, quienes jugaron con el Rinconada (Sevilla) este año. Al no poder ascender a División de Honor con A Estrada y tener que volver a arrancar desde Segunda, el equipo perdió muchas figuras, que ahora espera recuperar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Primer año: sueño cumplido