La herida granate se desangra

El Fabril superó al Pontevedra con un gol de Romay a la vuelta del descanso


A Coruña / La Voz

En un partido con poco brillo y mucha brega, el Fabril impuso su ley sobre el Pontevedra (1-0) gracias a un gol de Romay, de cabeza, en el arranque de la segunda mitad. Un resultado que sitúa al filial blanquiazul como líder provisional de la categoría y mantiene a los granates en zona de descenso directo y dificulta aún más el tramo final de la liga. Los granates lo pelearon, pero vieron como en esta ocasión ni siquiera pudieron salvar un punto.

El partido fue muy disputado. Con poco fútbol y mucha entrega, pero las ocasiones llegaban a cuentagotas, fruto siempre de un dominio alterno. La más clara la tuvo Marcos Álvarez, nada más empezar. Fue en un error de Gaizka, que Añón aprovechó para filtrar el balón, dejando solo al extremo ortegano ante el portero local. Álex Cobo salvó a los suyos, con una parada de mérito. El guardameta catalán aprovechó la ausencia de Francis para demostrar su valía.

Una acción que acabaría siendo clave, porque ya no habría más oportunidades claras hasta bien entrada la segunda mitad. Hasta entonces, solo destacaron un par de disparos lejanos atajados por los porteros, uno del visitante Kevin Presa en el minuto 15 y otro del local Carlos López en el 21, y un córner sacado en corto que remató Romay y salvó la defensa pontevedresa bajo palos.

El encuentro era tedioso. No acababa de arrancar. Mucho frío, viento racheado y trombas de agua esporádicas, que ponían aún más negra una tarde que los de Luismi pelearon sabiendo la importancia de los puntos. La primera parte aún dejaba algo de aire a los granates, que tenían ante sí otros 45 minutos para remontar. Pero el paso por los vestuarios no mejoró mucho la perspectiva, con disputas constantes en la medular y pocas jugadas trenzadas. El panorama solo cambió tras el 1-0. Diego Caballo, una de las sensaciones del Fabril en este último tramo de campeonato, se sacó de la chistera un centro medido con su pierna izquierda a la cabeza de Romay y el de Malpica aprovechó el regalo para marcar y batir a Edu, que veía como el equipo caminaba hacia la derrota.

Chispazos locales

El Pontevedra acusó el golpe y tras el tanto se vio claramente superado. El Fabril rondó el gol en varias ocasiones. Dos centros de Blas, uno rematado por Galán rozando el palo de la meta de Edu, y otro al que no llegó Jardel (pidió penalti), merecieron el 2-0. Uxío también estuvo muy cerca de marcar, al rematar de cabeza una falta lateral. Luismi, viendo que la situación tenía poco margen de maniobra, hizo dos cambios a diez minutos del final. Álex González entraba por Prosi, y Lezcano daba el relevo a un Añón, que ya no podía pelear más.

Los granates solo pusieron en aprietos al filial deportivista en los compases finales, en balones a la olla de Edu Sousa, con todo el equipo al remate. Mouriño tuvo la más clara en el 89 y Álex González también probó fortuna en el 90, con un remate desde fuera del área. La última jugada del encuentro fue para los locales, en una contra llevada por Pinchi y Uxío que salvó Edu Sousa, segundos antes de que el colegiado señalara el final del partido.

El Pontevedra está en la cuerda floja y la necesidad de sumar de tres en tres apremia. La derrota de ayer se suma al empate del pasado domingo frente a la Ponferradina e invalida ese punto. Mouriño fue claro al término del encuentro: «Sabíamos el rival que es el Fabril, veníamos con una idea de ganar y ahora tenemos que hacerlo, nos estamos hundiendo». Se agotan las posibilidad y los puntos para el curar la herida no llegan.

?Álex Cobo; Blas, Raúl González, Gaizka Martínez, Lucas; Carlos López, Edu Expósito; Galán, Romay (Queijeiro, min 78), Caballo (Pinchi, min 73); y Jardel (Uxío, min 71).

?

Edu Sousa; Juan, Adrián León, Darío, David Castro; Jesús, Kevin Presa (Mouriño, min 69); Marcos Álvarez, Prosi (Álex González, min 81), David Añón (Lezcano, min 81); y Eder.

Gol: 1-0, min 56: Romay.

Árbitro: Ruiz Álvarez (colegio asturiano). Amonestó a los locales Lucas, Carlos López y Jardel; y al visitante Jesús.

Incidencias: duelo perteneciente a la jornada 31 de la Segunda B celebrado en Abegondo, ante unos 2.500 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La herida granate se desangra