Cinco colegios públicos tienen más peticiones que plazas para tres años

Por el contrario, hay centros donde las solicitudes sufren una bajada estrepitosa


pontevedra / la voz

El de ayer era un día importante en los colegios. No en vano, terminaba el plazo para solicitar la inscripción de alumnos -posteriormente se abrirá la matriculación, que es donde se formaliza el proceso-. ¿Qué ha ocurrido con las peticiones? En Pontevedra, en líneas generales, los centros siguen la tónica de otros años. Cinco colegios o escuelas públicas -y algunos más concertados- tendrán que baremar para decidir qué alumnos entran y cuáles no tras recibir más solicitudes que número de plazas en tres años. Se trata, una vez más, de la escuela Concepción Crespo Rivas, el CEIP Vilaverde-Mourente, el CEIP de Cabanas, el Álvarez Limeses y el Froebel. Todos estos datos son provisionales. No en vano, los facilitaron los colegios a media mañana y hasta la medianoche todavía podían recibir peticiones a través de la vía telemática, por lo que las solicitudes de algunos podrían subir.

Entre los colegios con más demanda de plazas hay algunas diferencias. En la escuela Crespo Rivas se recibieron unas ochenta solicitudes cuando el número de plazas es de 66, es decir, hay una diferencia considerable. En cambio, en el Froebel tienen 25 plazas y ayer habían recibido 26 solicitudes, un número más bajo que en cursos anteriores, así que habrá baremo pero por la mínima. En cuanto al Álvarez Limeses, ocurrió lo contrario. Recibió más peticiones que años anteriores: ayer a media mañana ya habían pedido plaza 63 niños de tres años cuando la oferta es de 50. El Vilaverde-Mourente también dejará fuera a menos alumnos que otros años, ya que está casi igualada la oferta con la demanda de plazas. Y en el caso del CEIP de Cabanas, a tenor de los datos de ayer, como mucho podría quedar fuera un alumno.

Los centros que bajan

Por la contra, hay un buen número de colegios, incluso de la propia ciudad, sin tener que ir al ámbito rural, donde bajaron las solicitudes y continúan sobrando plazas. Ocurre así en el Praza de Barcelos, el Xunqueira I y Xunqueira II, el Vidal Portela y la escuela Fina Casalderrey. Especialmente significativo es el caso del Xunqueira II. Solo solicitaron plaza para tres años 18 niños, cuando este curso hay 38 alumnos. Es decir, la caída es estrepitosa. ¿Por qué? En el centro achacan la bajada a que desde la aplicación de la nueva zonificación educativa los niños que no viven en el ámbito de ese colegio no cuentan con bus escolar gratuito, que antes sí tenían.

Luego están los colegios de la periferia y el rural. Hay casos especialmente sangrantes por las pocas solicitudes recibidas. A la cabeza de ese grupo está el CEIP Príncipe Felipe, donde únicamente pidieron plaza de tres años cuatro familias. El año pasado ya se eliminó una unidad de infantil por la baja matrícula y ahora parece que sobrará otra. En los colegios de Lérez, Marcón o Xeve este año también hubo una bajada de solicitudes.

Tras cerrarse ayer el plazo de solicitud, ahora toca que Educación aplique sus baremos y decida qué alumnos entran y cuáles no en los centros más demandados. Todo ello, lógicamente, acorde con la puntuación alcanzada por cada familia. A partir de ahí se abrirá un plazo de matrícula y será entonces cuando se sepa qué número de plazas sobran.

El Sagrado Corazón de Placeres y el Calasancio también superan la oferta

En algunos de los colegios concertados de Pontevedra también habrá que aplicar baremos puesto que el número de solicitudes de plaza supera a la oferta en el caso de cuarto de infantil, es decir, en niños de tres años. Están en esta situación al menos dos centros. Se trata del CPR Plurilingüe Calasancio y del CPR Plurilingüe Sagrado Corazón de Placeres. Otros colegios, como el caso de las Doroteas, tuvieron solicitudes abundantes pero le pueden dar cobertura a todos los alumnos, ya que no llegan para cubrir todos los huecos.

En el caso del colegio de Placeres, tal y como indicaban desde el centro, se da una situación peculiar. El año pasado no tuvieron que baremar, es más, les sobraron plazas en el primer curso de infantil. Sin embargo, en esta ocasión recibieron 63 inscripciones para las 50 plazas que tienen. ¿Por qué se da este cambio? En el colegio creen que puede tener que ver el hecho de que ahora sean un centro plurilingüe también en infantil. Y que también les influye contar con comedor que no es de cátering, sino que se cocina en el propio centro.

Desde las Doroteas señalaban que en esta ocasión no tendrán que aplicar baremo, pero que aún así recibieron un buen número de solicitudes que todavía tienen que acabar de recontar.

El Sagrado Corazón

En cuanto al Sagrado Corazón dela ciudad, la dirección indicó ayer que, a falta de una hora para acabar el plazo, habían recibido 74 solicitudes, por lo que lo más probable es que todos los niños tengan plaza. Peor está la cosa en 1º de la ESO, donde sí que la demanda de plazas supera a la oferta y habrá que aplicar baremo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cinco colegios públicos tienen más peticiones que plazas para tres años