Tafisa echa a andar a los 15 años de la recalificación de los terrenos

El Concello tramita el permiso para construir el primer edificio en la urbanización


Pontevedra / la voz

En el año 2003 se firmó un convenio urbanístico que estaba llamado a marcar un punto de inflexión en la historia de Pontevedra: el Concello y la empresa propietaria de Tafisa, la fábrica de laminados de madera a orillas del Lérez, firmaban un acuerdo por el que se recalificaron algo más de 117.000 metros cuadrados de terrenos en un enclave privilegiado.

Los grandes números son muy conocidos: 95.000 metros cuadrados de zonas verdes, 20.000 destinados a uso residencial, cerca de setecientas viviendas... En el año 2008 se presentaron en el Concello las primeras licencias para construir en Tafisa. Eran cinco edificios -cuatro promovidos por Lar y uno por Indeza-, pero la crisis económica que azotó con dureza al sector inmobiliario se cruzó en el camino y los proyectos quedaron en nada.

Hubo que esperar al año 2011 para ver las primeras obras, que fueron las de urbanización, con una inversión de 4,2 millones de euros. Pero los viales y zonas verdes producto de aquel proyecto no estuvieron a disposición de los pontevedreses hasta julio del 2015, cuando el Concello ordenó retirar las vallas que durante años habían cerrado el paso.

Ahora, cuando están a punto de cumplirse quince años desde la recalificación de los terrenos, parece que el proyecto residencial para los terrenos de Tafisa por fin echa a andar.

El Concello de Pontevedra tramita el proyecto presentado por dos promotoras inmobiliarias para construir los primeros edificios en la urbanización. Las firmas que tramitan la solicitud son Sabadell Real State Development, vinculada al Banco Sabadell, y Building Center, firma creada por CaixaBank.

El proyecto se refiere a una de las parcelas más grandes del ámbito de Tafisa, concretamente a la que rodearía al parque infantil que se creó en la zona con motivo de las obras de urbanización. Se trata de una parcela de casi 5.500 metros cuadrados -más de la cuarta parte del suelo residencial de todo el ámbito- en la que se proyecta un gran edificio construido en cuatro fases que formaría una «U» y en cuyo interior quedaría ubicado el parque infantil. La parte de abajo de la «U» da a la calle José Malvar, y visto desde esta calle, a la izquierda del edificio queda el párking disuasorio y el estacionamiento de autocaravanas.

Estudio de detalle

La citada parcela tiene una edificabilidad de más de 25.700 metros cuadrados, y el edificio tendrá sótanos de garaje, bajo comercial, seis alturas y aprovechamiento bajo cubierta. Aunque no se especifica el número exacto, se calcula que podría acoger algo más de doscientas viviendas.

El Concello está tramitando el el permiso. Lo primero que hizo tras recibir la división de la citada parcela fue comprobar que existe un tercer propietario, PonteLérez, la firma que impulsó originalmente el desarrollo inmobiliario de la zona. Se le comunicará a sus gestores la solicitud recibida.

Y paralelamente se solicitó a las dos promotoras un estudio de detalle del proyecto. En este documento, que acaba de ser informado por los servicios municipales, se detallan cuestiones como que la construcción guardará unidad estética, que la parte inferior de la «U», la que da al parque infantil, quedará delimitada con soportales, o que la parcela presenta ciertos desniveles que quedarán solventados con rampas y escaleras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Tafisa echa a andar a los 15 años de la recalificación de los terrenos