Derbi atípico en Pasarón

Pontevedra y Racing de Ferrol se miden esta tarde (17.00 horas)
con la urgencia de una victoria para alejarse de la peligrosa zona de descenso

J. Valencia
Pontevedra/ La Voz

Lo atípico del derbi de hoy es que el Pontevedra y el Racing se midan para eludir los puestos de descenso a Tercera. El partido tiene más que nunca un significado especial. Motiva la victoria por ser un derbi, pero sobre todo porque hace falta puntuar. El que no lo haga, saldrá muy herido, se aproximará peligrosamente a la UCI de la tabla. Hace cuatro meses se midieron en A Malata y entonces, el Pontevedra venció por 2-1 al Racing. Mucho ha cambiado desde entonces. Ambos equipos se han reforzado en el mercado de invierno y cambiado al entrenador como medida de urgencia para resucitar. Las incorporaciones de la plantilla granate ya forman parte del once habitual de Luismi. Pibe y Nacho López, por la banda derecha, son un fijo en la alineación de las últimas jornadas. El asturiano fue la primera incorporación para un puesto muy cojo hasta que Juan Barbeito la cubrió tras la marcha de Miguel Ángel. A Darío Suárez y Eder Diez aún le queda más rodaje para hacerse un hueco en el once.

La plantilla entrenó ayer por última vez antes de saltar mañana al campo, al igual que el equipo ferrolano, que celebró la sesión a pesar de la fuerte niebla que empañaba A Malata. Diego Seoane, totalmente recuperado de un problema de pubis, puede ser la gran novedad del once racinguista. Otros jugadores como Jacobo, Trigo o Maceira, que no jugaron contra el Guijuelo, también podrán recuperar protagonismo en el equipo.

Los derbis suelen ser intensos y los detalles son lo único que puede marcar la diferencia. Para los de Ricardo López la clave está en que se mantenga la portería a cero y convertirse en un equipo más sólido atrás. El planteamiento del Racing no dista mucho del de los locales. A los granates les interesa curar ese mal que le ha llevado a encajar en los primeros minutos de juego.

Ambos disponen de sus plantillas al completo para el partido de hoy. El técnico ferrolano viajará con todos sus efectivos para medirse a un Pontevedra que tampoco se deja a nadie en casa, salvo Kevin Presa, que se prevé que esta semana vuelva a entrenar con el equipo. Luismi recupera a Edu y Álex Fernández después del susto del pasado domingo.

El Racing llega esta tarde en un mal momento, con muchas dudas tras haber caído en los tres últimos partidos. Además, los números son demoledores. Ningún gol frente a seis encajados. Y el Pontevedra no cede en Pasarón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Derbi atípico en Pasarón