Pontevedra, ciudad sin juicios

La huelga en la Administración de Xustiza solo permitió celebrar vistas con presos o consideradas urgentes, mientras la funcionarios colapsaban el Registro Civil


pOIO / lA VOZ

Por segundo día consecutivo, la práctica totalidad de actos judiciales, y por extensión los juicios, se suspendieron ayer en la ciudad de Pontevedra. Únicamente, se celebraron vistas relativas a causas con presos o aquellas consideradas urgentes, como pueden ser las vinculadas a la violencia machista. El caso más evidente de la situación que se vive en la capital provincial se vivió en la sección segunda de la Audiencia, que este jueves tenía señalados dos casos por abusos sexuales a menores. Mientras en el que está imputado un pontevedrés por abusar de una niña en los aseos de un bar se tuvo que aplazar, el que acusa a un vilagarciano por los tocamientos a los que sometió a la hija de la que era su compañera sentimental finalizó con un acuerdo de conformidad con el fiscal -aceptó dos años al aplicársele una atenuante muy cualificada de drogadicción- que se refrendó en el despacho de un magistrado.

Por su parte, en el edificio judicial de A Parda los funcionarios colapsaban el Registro Civil. «É unha medida de presión. Intentamos dalgunha forma non facilitar que a xente acuda dunha forma directa aos rexistros civís, tratando de compensar os servizos [mínimos] excesivos que puxo a Xunta, que superaran o 40 %», explicó el portavoz de los sindicatos convocantes. Enrique Araújo Martínez (STAJ) señaló que los funcionarios se limitaron a realizar solicitudes reales para, ya no solo atascar el registro, sino demostrar la importancia que tiene en el día a día de la ciudadanía pontevedresa.

«A opinión pública ten que ser consciente de que a Xustiza é algo substancial e algo do que depende a sociedade. Cando a Xustiza sangra, a sociedade ten que ser consciente de que salpicamos». Manuel Valle (CSIF) añadió que «a asistencia ao traballo, fora dos servizos esenciais marcados pola Xunta, foi dun so traballador de carreira. O resto son todos interinos».

Las centrales destacaron que este jueves se incrementó la participación en un punto, situándose, en el caso de la capital, en un 95 %, mientras que el resto de partidos judiciales de la comarca registró unos porcentajes similares a los del día anterior. «Vamos a ir intensificando as mobilizacións», subrayó José Nilo Fernández. «Queremos negociar», remarcó el delegado de SPJ-USO.

Tras colapsar el Registro Civil, una movilización que plantean repetir hoy, los funcionarios hicieron una demostración de fuerza en la Audiencia Provincial, donde protagonizaron una concentración y colgaron del balcón de la fachada principal una pancarta con la que pedían poner fin a la discriminación salarial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pontevedra, ciudad sin juicios