La cantera gallega se nutre con jugadores del Teucro y el Cisne

Pontevedra aportan ocho deportistas a las selecciones infantiles


pontevedra / La vozarousa / la voz

Pontevedra no es de casualidad un referente en el balonmano gallego. La historia de Teucro y Cisne lleva años apuntalando este deporte en la ciudad. Y todo apunta a que seguirá haciéndolo. La selección gallega que compite en el Campeonato de España lo deja claro. Los equipos de categorías infantiles, que disputan sus partidos en Pontevedra, aportan cuatro chicos y cuatro chicas, seis de ellos militan en las filas del Teucro y dos de los chicos, en el Cisne. «Es la primera vez que vengo, en el equipo son tres los que llevan el peso, aquí el funcionamiento es más equilibrado», señala Manuel Couso, jugador del Cisne y de la selección infantil. Para la mayoría de ellos esta es su debut en una concentración autonómica. «Además de ser la primera vez, soy el capitán», comenta un Sergio Blond, pletórico, a pesar de haber perdido el partido de ayer frente a Aragón. Solo dos de los ocho infantiles pontevedreses no son debutantes. Carla Baltasar y Rubén Sequeiros del Teucro y Cisne, respectivamente, es la segunda vez que están convocados. Ambos coinciden en la dureza de entrenar y competir a un nivel más alto. Los dos hablaban ayer desde la derrota. Ellos por la mañana y ellas, por la tarde, con un marcador algo más ajustado ante la Comunidad Valenciana, pero que no evitó las lágrimas de gran parte del equipo. Naira González se mantenía fuerte: «Se aprende aquí en tres días más que en toda la temporada», reconoce, a pesar del mal trago de ayer en el pabellón del CGTD. La grada se volcó con las jugadoras al término del encuentro. La intensidad de las valencianas marcó un partido, que se quedó solo a tres goles del empate, quizás el resultado más justo ante el esfuerzo de las gallegas.

Aunque es en las categorías infantiles donde Teucro y Cisne tienen más presencia, Pontevedra también cuenta en juveniles y cadetes masculinos. Aquí el Cisne es el más aventajado, con cuatro y cinco jugadores, respectivamente, mientras el Teucro aporta dos y uno. No es una cuestión de cantidad, sin duda, pero el número marca la apuesta fuerte que la ciudad hace por el balonmano. Se nota desde la base. Ayer no fue un día para los más jóvenes, aunque el equipo masculino tiene en el partido de hoy su última oportunidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cantera gallega se nutre con jugadores del Teucro y el Cisne