¿Alguien cena en casa en Nochevieja?

Llenazo en los hoteles y locales de Pontevedra y Sanxenxo que ofrecen menús y bailes de gala para despedir el año; en algunos no hay huecos desde noviembre


pontevedra / la voz

El Fin de Año empieza a ser sinónimo en Pontevedra de fin de meterse en la cocina. Cada vez va a más el número de familias que apuestan por cenar fuera la última noche del año y tomarse las uvas sin tener que pensar luego en fregar platos y demás zafarrancho doméstico. Lo cuentan desde los locales que organizan cenas y bailes para este domingo, que en su mayoría alcanzarán el lleno total y absoluto. De hecho, muchos ya no tienen ni un solo sitio libre desde hace un mes.

Empecemos en la ciudad, por todo un clásico: la cena que organiza el Liceo Casino, que contará con unos 250 comensales, entre socios e invitados. Desde la entidad señalan que cada año el número de asistentes aumenta y que hay familias que acuden al completo y ya no cogen en una sola mesa «así que hay que dividirlas en varias, pero no les importa porque aquí todo el mundo es amigo». También el hotel Galicia Palace tiene cena de gala. Y ayer ya no contaba con huecos libres. Quienes dejasen la reserva para última hora sí podían concertar todavía sitio en el Parador. Su directora señalaba que la ocupación de la cena del 31 rondará el 50 %, y explicaba el motivo de que no se llene: «No tenemos baile, y eso es lo que hace que muchas personas apuesten por otras iniciativas. La verdad es que en Nochebuena sí ofrecimos todo y llenamos. Y lo mismo nos pasará en el parador de Cambados en Fin de Año, donde estamos llenos desde hace tiempo».

Sin salir de Pontevedra, hay otro lugar donde los comensales se contarán por centenares. Se trata de la finca Batacos. Desde este negocio señalaban que la cena y baile del 31 es ya un clásico, y que quienes acuden un año al siguiente apuran la reserva para no quedarse sin sitio.

Numerosos portugueses

También hablan de lleno absoluto para Fin de Año e incluso para todo el fin de semana desde los hoteles Carlos I Silgar y Gran Talaso Hotel Sanxenxo. El primero se llenó ya a mediados de noviembre y el segundo lo hizo a principios de diciembre. Leonardo López, director del Carlos I Silgar, explica que la clientela es heterogénea: «Hay gente de todas partes, hay de Madrid, de aquí y también tenemos un porcentaje muy significativo de clientes portugueses para la noche de Fin de Año».

La despedida del año también deja buen sabor de boca en el sector del turismo rural. Desde Torre do Río, en Caldas, señalaban que las doce habitaciones de las que disponen ya están reservadas desde hace más de dos meses. «En nuestro caso se trata de gente de fuera de Galicia. Parte de las habitaciones las reservó un grupo y el resto se fueron reservando una a una», indicaron desde Torre do Río.

Si se pregunta en otros puntos de O Salnés, como O Grove o Vilagarcía, la tónica es la misma: los hoteles que ofertan paquetes que incluyen cena, baile e incluso alojamiento estarán todos prácticamente llenos. Aún así gran parte de la hostelería sigue optando por echar el cierre la última velada del año, sobre todo en la capital. «Es que es un día muy especial y a veces prefieres cerrar y descansar, aunque si abres sabes que va a ir bien», decía ayer un hostelero pontevedrés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Alguien cena en casa en Nochevieja?